jueves, 17 de mayo de 2012

La niña de papá

Ilustación Joe Bowler

-Pequeñas reflexiones personales-
(No aptas para diabéticos)
Si me pongo a buscar entre las imágenes que recuerdo, la alegria infantil  que supone ver el mundo desde los hombros de tu padre se lleva la palma, caminas con él y sientes además de euforia, que nada malo podrá ocurrirte porque carga contigo y si llegas a caer, él, seguro y con suerte, te recogerá en sus brazos.
La relación con tu padre es una de esas cosas fundamentales, decisiva y definitoria. Eres "su niña" y él es..
¡ el primer hombre de tu vida, simplemente es tu héroe!¡Ay de aquellos que no den la talla en la medida que les comparas con él.. ! ( que se lo digan a las hijas de Paul Newman )
 No, mi padre no era Paul..ainsss..se acercaba más a Wayne.. pero hay mucho de él en mi(me refiero a mi padre no a Wayne)...Si me pongo a buscar entre mis recuerdos, en las pequeñas cosas..no sabría con cual quedarme, tal vez... los sábados por la noche.. íbamos al cine juntos y..¡ por nada del mundo hubiera cambiado esa experiencia..estar a su lado y junto a mi madre, entre los dos, cuando se apagaban las luces y se iluminaba la pantalla..!
Siempre fue un referente para mis futuras relaciones de adulta..Cuando mi padre enfermó y me dí cuenta que le perdía, se hizo un vacío enorme en mi vida. Las sesiones  en el cine de mi antiguo barrio nunca serán igual, empezando porque ahora ese cine es un banco.
Oda a mi familia-Cramberries

Elizabeth Taylor  By Abril
-Capítulo primero-
Tenia  solo nueve años cuando debutó en un papel para la Universal y diez cuando empezó a formar parte de  la Metro. La niña, preciosa, dejó para siempre de ser una personita normal.
 A los dieciocho era ya una mujer divorciada y viuda a los venticinco. Le "robó" el marido a la Dietrich y a su mejor amiga, Debbie Reynolds. Se casó dos veces con Richard Burton, con un senador republicano y hasta con un joven de origen humilde. Sobrevivió a enfermedades múltiples, a sus amantes, a escándalos reales o no, todo ello portada de la prensa sensacionalista, pero eso no afectó a su carrera artistica, muy al contrario, porque es evidente que es la mujer/actriz con los ojos más bellos del cine, radiante en Un lugar en el sol.. , la gata caliente..la reina de Egipto.. una "diosa" del universo cinematográfico, la última gran diva del Hollywood dorado. Ella era y siempre será:
 LIZ TAYLOR ,
 la NIÑA de papá ( y de mamá tambien.. ¡ menuda era la señora !)
Elizabeth Rosemond Taylor nació en Londres el 27 de Febrero de 1932, hija de un norteamericano, Francis Taylor, marchante de arte y de una ex actriz, Sara. 
Estudió danza

 y poco antes de la Segunda Guerra Mundial se instalaron en Los Angeles, donde su padre Francis tenía un tio rico con una galeria de arte.
Los Ángeles, la meca del cine, una ciudad donde una niña de siete años no llamaba la atención por hermosa que fuese...demasiada gente guapa por metro cuadrado.Pero la voluntad de su mamá pudo más que todo eso, consiguió para ella una prueba y un contrato temporal en los estudios Universal . No obstante, fue Sam Marx un productor de la Metro que andaba buscando una niña con acento inglés para Lassie come Home,  quien le dio la oportunidad de su vida, conocia al padre de Liz y le pidió que se la mandara....
" cuando Elizabeth entró en  mi despacho no dí crédito a mis ojos. Era la niña más guapa que habia visto en mi vida "

 Allí empezó todo.
 Le ofrecieron un contrato por siete años(estamos en el año 1943 del siglo pasado)  cien dólares a la semana y a su madre otros cien por ser su profesora y carabina. El estudio había dado con un filón. Al año siguiente con dos peliculas más, Alma Rebelde y Fuego de junventud ( National Velvet)junto a Mickey Rooney , del que aprendió algunos trucos del oficio, su ascenso era imparable.Tenia once años.
El éxito fue clamoroso y recibió una paga extraordinaria de quince mil dólares más aumento de sueldo. Ya era miembro de esa familia que en aquella época resultaban ser los grandes estudios. Sus vidas giraban alrededor de la Metro y del señor Mayer.
Les proporcionaban todo pero tambien intervenían en todo.Liz empezó a estudiar en la escuela del estudio Little Red Schoolhouse. Organizaban sus vidas, cambiaban sus nombres y el color de su pelo si era preciso.Para muchos la Metro era su hogar. Liz tenia a su madre pero echaba mucho de menos a su padre, al que adoraba, y éste vivia en un hotel con su hermano. Elizabeth no sabia la razón de la separación de sus padres pero la verdad era que su padre preferia la compañia de otros hombres y su madre a su vez , la de Michael Curtiz.
Mientras tanto Liz se puede decir que estaba siendo el sostén de la familia.

Elizabeth creció y paso su niñez/adolescencia delante de las cámaras...Vivió su primer beso en el cine y hasta su primera cita fue publicitada por la Metro.. imagino cómo debe eso afectar la vida de  alguien.
Era una niña caprichosa, malcriada , a pesar del éxito, por  la falta de libertad acabó harta de rodar películas y lo hubiera dejado si el peso de ser la que sacaba a la familia  de apuros económicos no lo hubiera impedido, sin embargo se sabia el centro de atención. Su belleza supongo que tambien tenía mucho que ver.
Se enamoraba de hombres mayores que ella, posíblemente por el padre que tanto amaba y al que apenas veía. Eso en lo personal. En lo artístico al final de los años 40, se puede decir que estaba instalada en el firmamento del éxito. Y más aún, llegaron dos comedias que la elevaron definitivamente. Las dos junto a SPENCER TRACY.
 El padre protector y "perfecto".

El retrato irónico de la clase media americana
Father of the bride y Father's little Divident
El padre de la novia (1950) y El padre es abuelo (1951)
IMDb
AQUI tambien 
con Vicente Minnelli dirigiendo una historia amable, divertída..con un Spencer Tracy memorable, a la altura de sus mejores trabajos, tan creíble..un padre desesperado ante la boda de su hija, su niña, una Elizabeth que brilla guapísima vestida de novia (casualmente ella se casaba en la vida real con el heredero del imperio Hilton por esas fechas, evento que la Metro aprovechó para hacer coincidir con el estreno de la película) Así fue su vida..todo un espectáculo.

Liz y Nicky Hilton el dia de su boda

 Pero hoy no hablaremos de eso.Recordaremos esa relación tan especial de un padre con su hija,en la ficción y en la realidad, la niña de papá.
 Echar un vistazo si queréis pasar un buen rato, a éstas dos comedias familiares, posíblemente han cambiado muchas cosas, la mentalidad de la gente, los modos, las prioridades, el papel del hombre y la mujer, las situaciones, pero salvando las distancias en el tiempo, los sentimientos son los mismos  y son tan romanticamente 'anticuadas' como divertidas.

Ésta entrada va por JUAN HERREZUELO  y su Loser ..
porque  todos tenemos amores imposibles y  en su refugio.. Los Pasadizos, nos 'perdemos' y él nos recibe siempre con un  buen libro, una historia,  un poéma..buena música y una copa hasta el cierre de su garito.


                               

44 comentarios:

David dijo...

Jo! Cada entrada que haces me parece mejor que la anterior.
La introducción me ha encantado.
Yo también tenía un tío, que era como un padre para mí. De hecho, lo considero mi verdadero padre y también me llevaba a "camello" en sus hombros cuando bajaba del autobús y aunque no es que fuéramos mucho al cine (de vez en cuando), si veía las películas de la tele con él. Primera sesión, Sábado Cine (da igual qué rombos tuviera)... Ay!
Me gusta la ilustración de Bowler. Me gusta tu retrato de Liz.
Sabía lo de Debbie Reynolds, pero no lo de Marlene. Y de lo de los padres de Liz no tenía ni idea.
Las dos pelis de Minnelli pueden ser "menores" comparadas con algunas de su filmografía, pero yo me lo pasé pipa cuando las vi. Liz está guapísima y Joan Bennett haciendo de su madre, también.
Las que no he visto han sido los remakes protagonizados por creo que eran Steve Martin y Diane Keaton. No es que tenga muchas ganas de ponerme con esas.
Pero revisitar estas dos merece la pena. Todavía me acuerdo del "final" de la última cuando el abuelo se pone a jugar al fútbol y luego tiene que ir a la comisaría (ja,ja).
Un abrazo.

José Luis Martínez Clares dijo...

Mi niña tiene seis meses. Pronto la subiré sobre mis hombros. Abrazos

Roy Bean dijo...

Qué suerte has tenido de tener unos padres así, Abril, y poder contar una bellísima historia como haces. Mis recuerdos son otros, un poco alejados, pero esa es mi historia.
A mi las peliculas que rodó con Minelli, aunque hace tiempo que no las reviso, me gustaban y guardo buen recuerdo de ellas.

Saludos
Roy

Myra dijo...

Maravillosa entrada,Abril. Nada más ver esa preciosa ilustración de Bowler ya he sonreído. Pero cuando he empezado a leer, ay!.. ahí ya me has ganado el corazón. Muy bonito tu recuerdo y muy parecido al mío.
Siempre he seguido a la Taylor con admiración y un cariño especial. Tanto su vida privada como cinematográfica. He visto todas sus pelis varias veces. Y qué bonitas las que hacía de "niña" de Tracy.
Yo tengo un cariño especial por "Gigante" y "Castillos en la arena". Guapísima en ambas. Bueno, y por supuesto "Mujercitas"..

El retrato, como no, maravilloso.

Enhorabuena por una entrada tan bonita. De principio, a fin.

Un beso.

abril en paris dijo...

DAVID :
Me da que mis recuerdos , con alguna variante son tus recuerdos o los de todos..:-)
No puedo desligar el cine de esas tardes con mis padres y de lo mucho que ellos inculcaron en mi, el amor que compartimos y que nos dejaron como una especie de legado..somos en realidad eso, cuantos más años pasan les entiendes mejor y les recuerdas con más cariño.

Jajaja lo de los rombos, no creo que nadie lo respetase. :-D
Yo he visto las de Steve Martin pero ¡ ni punto de comparación ! Supongo que para la gente más joven les llegarán más, a mí no...pero ya sabes lo clásica que soy yo en ésto del cine.
Además está Tracy y eso no lo supera nadie. Están todos/todas muy guapos. Y siempre te ries con los apuros que pasan.
Lo del abuelo es genial. :-D

He añadido un tema (The Cramberries) que se me quedó en el tintero. Hay otro tema,éste que me parece buenisimo, me gusta más y que tu conoces seguro pero por ésta vez me he decantado por los irlandeses.

Un abrazo y más..:-P

abril en paris dijo...

JOSE LUIS :

¡Qué ilusión y qué momento cuando la oigas reir, agarrarse a tus pelos para no caer ! Eso, amigo mio no tiene precio..

¡Felicidades orgulloso padre y un besito a tu niñita !

Un abrazo

abril en paris dijo...

ROY BEAN :
Bueno todos tenemos en la "recamara" recuerdos de esos, estoy segura que se acercan a los tuyos y con el tiempo forman parte de lo mejor de nuestra "cine más personal".
Tambien me gusta Minnelli, tiene unas cuantas peliculas de las que se pueden apuntar en la lista de favoritas y siempre se ven con agrado.
¡Gracias Juez, un beso !

abril en paris dijo...

MYRA :
Se siente un cosquilleo al recordar todas esas cosas ¿ verdad amiga mia ?
El cine ayuda muchas veces cuando no es un gesto o alguna "mania" que conservamos de nuestros padres de los que son sentimos tan orgullosos como en su dia se sintieron ellos de nosotros( espero)
¡Muchas gracias, una vez más por la complicidad !

De Liz tengo intención de seguir hablando..¡ bella mujer y buena actriz ! Una lástima que ya solo nos queden sus peliculas..

Un beso muy cariñoso :-)

David dijo...

Me encanta ese tema. Y creo que Lea hace una versión estupenda (aunque me quedo por poquito con la original).
Otro abrazo más ;-)
PD: El tema de los Cramberries no lo veo por ningún lado.. ¿Cuál era? ¿este ?

Mara Miniver dijo...

Me encantan esas dos comedias Abril, después se han versionado en el cine hasta la saciedad pero esas tienen un encanto especial.

Y qué guapa la Taylor!

Un beso

V dijo...

Desde luego en la Metro eran la bomba. Mira que publicitar su primera cita ¡eso no se hace hombre! Lo de hacer coincidir el estreno de la película con la boda es también muy típico de aquellos viejos zorros que se las sabían todas. Luego vendría la Parsons a criticarlo pero el pelotazo ya estaba dado.
Hace mucho que no veo las películas, aunque guardo un agradable sabor de ellas. Como algo entrañable y que deja buen sabor de boca. Aunque haya otras de Minnelli que me parezcan mejores, eso no anula estas para nada.
Tu reflexión inicial de caracter personal la disfruto. No es facil lograr traspasar al lector todas esas emociones irrepetibles que cuentas,y lo logras. A eso se le llama de dos formas. Sentir y saber escribir.
Casualidades de la vida (y me rio) abordo de pasada el mismo tema pero a la inversa. Pero lo tuyo es, ya te lo adelanto, mucho más entrañable y hermoso.
Un abrazo.

abril en paris dijo...

DAVID :
Esa casi oración, sin el casi, interpretada por Babra es una maravilla y tan sentida que se lleva el number one aunque ésta joven Lea se le acerca pero le falta recorrido ;-P
El tema de Cranbrerries estaba en el post no en el comentario que te dejé..es que no me expliqué bien y sí, era ese. :-D
Busco canciones en esa linea..

El 2º abrazo ( sonriendo)

P.D. La vida de Liz en seriales se podria vender..

abril en paris dijo...

MARA MINIVER :

Lo tienen Mara, lo tienen y eso es un plus.
Me alegra que te gusten y que pases por aquí. :-D

¡Gracias y un beso !

SqSmaravillosa dijo...

Chapeaux querida Abril! Me fascina la manera que tienes de contar las cosas: no sé...tienes un toque tan personal...
Poco hay que decir de Liz que tu no hayas dicho ya; se crio entre cámaras, directores, actores, y claro con una infancia así como no iba a convertirse en lo que más tarde fue. Las dos pelis que citas son entrañables: ¡Adoro a Spencer! siempre me ha parecido como alguien de la familiajajaja. ¿Sabes? Mi padre también es más de Wayne, y siempre que por televisión ponen alguna de vaqueros me acuerdo de el. Un gran abrazo querida Abril.

abril en paris dijo...

VICTOR :
No sabes, bueno sí, seguro que lo sabes todas las "incursiones" e "intrusiones" en las vidas de "sus" estrellas de las Mayors o como se diga..a Liz la graduaron antes del instituto/escuela por conveniencia para "casarla" con el estúpido de Hilton( la trató fatal) que era una buena pieza..y así un montón de cosas.. La Parsons era tambien una Sra. Lengua..y asi suma y sigue.
No te discuto lo de Minnelli pero es que para mí Tracy y Elizabeth en éstas peliculas sin olvidarnos de Joan Bennet me parecen que están genial. La historia puede ser "pequeña" de andar por casa pero quizás por eso me gusta.

¡Y gracias Victor!.. me alegra saber que tal como me ha salido así de manera muy personal te ha gustado..me temia que podria ser demasiado "cursi" o eso "demasiado personal"..


Estoy impaciente por saber de qué nos vas a hablar ésta vez..uhm..

Un abrazo :-D

abril en paris dijo...

SQS :
¡Ay cuántos recuerdos de cine de barrio de tardes de sábado, en casa con la tele ! Creo que la nostálgia "vende" y nos gana..:-D
En cuanto a lo personal..te diré, precisamente porque éste medio puede ser muy frio, distante, solitario, el hablar de lo que a uno le pasa o le toca para mi se hace necesario. Luego te das cuanta de que no, que no frio que hay amigos que te entienden, que son afines y eso es lo mejooorrr :-D ( no me canso de repetirlo)

De Liz seguiremos hablando ya lo he dicho y me propongo hacerlo, pero en dosis..ella era como un frasco de perfume, por cierto, pequeña pero en esencia
¿ no crees ?

un abrazo Maravillosa

Josep dijo...

Un poco de dulzura no viene mal para tirar "palante" y si se presenta tan bien como tú lo haces, Milady, miel sobre hojuelas y nunca tan apropiada la expresión. Muy buen inicio y mejor final, porque de esa Liz tan sólo me atrevería a añadir la tremenda injusticia que se cometió con ella por parte de una crítica carroñera que quiso olvidar unos años en los que Liz reinó en la pantalla gracias a su enorme talento: su naturalidad hizo creer a muchos que era una actriz normalilla, cuando lo cierto es que está en la primera fila a pesar que los premios le resultaron esquivos.

Esas dos películas con Tracy son buenísima muestra, porque la nena de su papá aguanta el tipo estupendamente sin ceder un ápice y mira que Spencer no se andaba con chiquitas a la hora de actuar...

Besos.

Juan Herrezuelo dijo...

Lo he escrito y dicho públicamente: Liz Taylor fue mi primer amor, no un sentimiento difuso y puramente idealizado, sino esa amor fatal e imposible, que nos atormenta apenas dejamos la niñez, y fue una cosa que duró al menos dos años. De modo que me tomo tu entrado como algo personal, y te la agradezco inmensamente. Tengo mis películas preferidas, claro, y una de ellas es esta de El padre de la novia (aunque aquí quien me fascina es Tracy, un actor que se sale de la pantalla y se pone a ver la peli contigo, como si nos hubiera proyectado un super ocho en su casa).
Como padre, siento, sé, que estoy fallando, que no estoy dándole todo el tiempo que precisa, y sé que me voy a arrepentir.
Un beso confesional, me temo.

Yuri Zhivago dijo...

Yo recuerdo el cine de mi pequeño pueblo de sillas de madera y con parada a mitad de película para visitar el bar.Pero recuerdo la primera vez que mi padre me llevó a un cine a otra ciudad,un cine con butacas como Dios manda y la película era de Cantinflas pero no recuerdo el título.
De Liz tendrás que disculparme eera una de las "grandes" pero digamos que nunca hubo feeling entre ambos.
Un abrazo

FATHER_CAPRIO dijo...

Abril: Especialista en "cosquilleos" ahora me has inoculado el virus paternalista. Un virus benigno e imprescindible.
En este caso el cosquilleo me lleva a una Semana Santa en Torrevieja, viendo salir los pasos de la iglesia y durante una eternidad con mi hija y mi hijo (alternativamente eso si) sobre mis hombros. Mi mujer me miraba y se preguntaba como podía estar tanto tiempo con ellos encima.
A mi me parecía como que no pesaban.Hoy, 20 años despues se que no pesaban nada.
Ese es el momento que me has hecho recordar y el cosquilleo.
De el Padre de la Novia ya sabes lo que pienso pues la comenté. Respecto al abuelo, me pongo al curro con ella...

Y la Taylor, una gata inolvidable.

Kinezoe dijo...

Yo me quedo con tus pequeñas reflexiones personales; me hicieron vibrar (de momento, no tengo ningún problema con el azúcar) ...Un padre a lo John Wayne... ¡Eso me ha encantado!

Las dos comedias de Vincente Minnelli quedan muy lejos en mi memoria; tengo que volver a verlas (quizá la segunda no la haya visto nunca). Spencer Tracy me fascina, y Liz también, aunque de otra forma ,-)

Un beso y buen fin de semana. Mi enhorabuena por esta entrada de sobresaliente. De sobresaliente alto.

abril en paris dijo...

JOSEP :

No solo es que viene bien, es que lo considero necesario ( al menos en mi caso ) ¡gracias Mr Parrot por la visita tempranera para lo que vos "acostumbrais" ;-P (jiji)

Liz se merecia mucho más de lo que recibió o quzás una vida llena de felicidad y no tanto sufrimiento con enfermedades y mejores compañias, mejores agentes y menos joyas..La joya era ella. :-D

¡Ah Tracy..! bien sabes que es mi debilidad, junto con algún otro..grande grande grande.

Besos.Milady

abril en paris dijo...

JUAN HERREZUELO :

Me parece precioso eso que me cuentas, muy tierno.. Amí me pasó con Newman..asi que puedo entenderte.
Puedes tomarte como algo personal y además dedicado y me pongo a ello ¡ faltaria más !
Es cierto que en El Padre de la novia es TRACY el motor y es tan bueno, tan estupendo que yo tambien le querria como padre.

No te agobies, la paternidad siempre es así, lleva una carga de ternura y culbalidad a partes iguales..nunca se hace lo suficiente pero hay un millón de alegrias y tu niña te querrá muchisimo de todos modos.

Otro beso cómplice

abril en paris dijo...

YRI ZHIVAGO :

¡Qué bueno eso de provocar los recuerdos de todos..es un ejercicio buenisimo, terápia de grupo jeje

De Liz no te atrevas a decir nada malo..¡eh! ;-D
En serio entiendo que cada cual tiene sus favoritos/as, sus gustos que varian como el apetito..:-)

Otro abrazo Yuri

abril en paris dijo...

FATHER CAPRIO :

Jaja cosquilleos y cine de las sábanas blancas..sí ya sé. :-)
Qué ligero nos parece el peso de los que amamos y nos lo devuelven con afecto ( espero) y qué fuertes resultan ser los padres..¡ y qué heroes se sienten ! Es realmente bonito.
Tus hijos seguro que lo recuerdan con mucho cariño. La pena es el tiempo que pasa tan deprisa..¡ vuela junto con los recuerdos.

Coincidimos en cuanto a ese cine de Minnelli Father ( ¡Father que propio tu nombre !)

Saludos

abril en paris dijo...

KINEZOE:

Jeje..Y lo grande que era Wayne..a mí, ahora que no nos oye nadie, mi padre me parecia más alto, al menos a esa edad temprana :-D

Spencer TRACY para mí, ya lo he dicho, no me importa insistir en ello, es el actor con más talento y naturalidad de todos los tiempos.
Tengo una lista ( de esas que a tí tambien te encantan) con unos cuántos actores de esos de reclinatorio y él ocupa el primer puesto.
¡Gracias Kine, gusto en verte de nuevo por aqui !
Espero aprobar siempre, al menos para los que amablemente me visitais.No quisiera suspender al menos en hospitalidad ;-P

Otro beso y buen dia :-)

Juan Herrezuelo dijo...

Muchas gracias por tu dedicatoria, amiga. Si alguna vez invento un cóctel, le llamaré "Abril en París" (puede ser un cóctel figurado, claro: prerrogativas de los locales imaginarios como el Loser). Un beso.

abril en paris dijo...

JUAN HERREZUELO :

:-D
Nadie me ha "inventado" un cóctel pero estaria bien, ni muy dulce ni muy seco ¡ por favor ! ( sonrio)

¡Gracias a tí por seguir visitando el apartamento parisoletano !

Otro beso.

cristal00k dijo...

Hay presencias , lecturas, sucesos, películas... que nos conforman de forma especial a lo largo de nuestra trayectoria vital.

Tu post, tu blog... es una buena muestra de lo que puede representar ese aprendizaje en nuestro imaginario emocional, porque todas esas cintas, nos han hecho un poco como somos. Aunque en realidad, las películas en si mismas, siempre sean el reflejo de la sociedad que se proponen mostrarnos.

Liz Taylor, desde esa dulce novia de The father of the bride, o la atormentada Maggie de La gata sobre el tejado... a la desgarrada interpretación de Virginia Woolf, dio muestras sobradas de su talento y del reflejo de ese patrón de conducta, que equivocado, avanzado, retrógrado o no... nos llega desde las pantallas.

Estupenda, como siempre, Abril.

P.D.: Creo que a los diabéticos también les gustará ;)

Blanca dijo...

Bueno, voy a intentar poner el segundo comentario. Lo hice, Milady y querida, abril, al mismo tiempo.Perooo, una, a veces, pasando por estados febriles y con mini-pe-ces le surgen problemas.

Me puse a escribir un comentario larguísimo y en un ordenador de pacotilla y se fue al garete todo.

Una cara que te puedes imaginar. Se cerró todo y ahí acabó..

En el anterior hablaba de mi padre, de las pelis que había ido a ver con él, mi madre nos acompañaba siempre y que algunas era demasiado pequeña y el cine de verano demasiado permisivo en ese aspecto y en un barrio en el cual se trataba de llenar siempre. Cambiaban las películas cada tres días.
Ya sé y seguramente no te creerás, que sin tener idea entré antes en otro blog y escribí el nombre de Liz, sin más, hablaban de Cleopatra y tú de otra gran actuación de esta bellísima mujer. Hasta hace daño su mirada. Siempre me pareció una actriz con un ángel y mucho caracter que se le escapaba por los ojos.
De Tracy que puedo decir. Me es indiferente con quién le toque, su sello es patente siempre.

Lo mejor es que algunas de las situaciones de esta peli las he vivido. ;).

Hasta ahí puedo contar..

Un besazo, guapa!

abril en paris dijo...

CRISTALOOK :
Una interesante reflexion que agradezco nos dejes compartirt aquí en éste espacio que tambien es el tuyo.
En realidad somos lo que hemos ido guardando en la maleta que llevamos a cuestas..sí, ese bagaje que puede ser ligero o pesado según el camino recorrido.

Liz era tan hermosa, una mujer con mucho que dar, una vida intensa, a veces equivocada, bueno eso es bastante humano, privilegiada en su caso y dura en muchas ocasiones por enfermedad o por ella misma y sus antojos.
Lo que nos queda siempre es su rostro, su mirada..¡ todo tan bello ! y su trabajo como actriz, inmenso.
¡Muchisimas gracias por tu visita !

un beso CristalOOk

abril en paris dijo...

BLANCA :
Celebro que al final éste volátil instrumento te deje escribir y que no se esfume..que por cierto no solo es a tí a quien le ocurre solamente. Son los "hados" de bloguer..;-P

Querida Blanca,
te imagino pizpireta junto a tus papis contenta y revoltosa acudiendo a ese cine de verano...¡ siempre hay un cine de verano en nuestras vidas y en el recuerdo !.

Liz y Tracy, ella hermosa, lista, una actriz como la copa de un pino y él grandioso, el mejor.
Los dos tenian miradas importantes, violetas, azules, grises..inteligentes, que son las más poderosas y que no se olvidan.

Imagino que en historias como esas, de familia, siempre hay algo que nos suena..( sonrio)

Un besote, hermosura.

ATTICUS dijo...

Juraria que habia echo un comentario,pero parece que no,perdona Abril.
Buenismo post amiga,quizas es de los retratos que mas me gustan.
Un abrazo

abril en paris dijo...

ATTICUS :

No te preocupes amigo Atticus, lo entiendo perfectamente..Estamos faltos de tiempo y a veces nos es imposible seguir todos los blogs o los comentarios que vamos dejando, eso si a bloguer no se le ocurre "volatizarlos".. jeje

¡Gracias por la visita! ¡ igualmente un abrazo para ti !

Meg dijo...

Ohhh, gracias por recuperar este clásico, maravillosa Taylor, y preciosa!! Precisamente hoy me he acordado de ella, al hacer una breve reseña de Jane Eyre la he recordado en ese pequeño papel secundario en la versión de 1943, "Alma Rebelde".

Un besazo!!

Antonio de Castro dijo...

Bueno, aqui lo mas bonito de la entrada es, sin duda, la sentida introduccion con esos preciosos recuerdos.
Hay algo de triste en los cines que acaban transformandose en otra cosa que no tiene nada que ver: donde estaba el de mi pueblo hay ahora un bloque de edificios, y en el lugar del precioso cine Paris de La Coruna pusieron una tienda de ropa (era preciso porque por dentro era todo de madera, pero la acumulacion de polvo en sus cortinas y en la moqueta del suelo producia tambien memorables ataques de asma...)
Las peliculas familiares de la Metro me traen tambien bonitos recuerdos, pues solian ponerlas en la tele cuando era pequeno, y grababa algunas en un video Beta que tenia un tio mio. No llegue a ver las que hizo Elizabeth Taylor con Minnelli y Spencer Tracy, pero mi favorita entonces era "Ivanhoe", un clasico del cine de aventuras que volvi a ver varias veces despues y resiste muy bien el paso del tiempo.
Un saludo.

Marcos Callau dijo...

Me ha gustado mucho, Abril, el texto con el que abres esta entrada, también dedicada a Liz. Besos.

Laura Uve dijo...

Qué hermosos recuerdos de tu padre. Sintonizo con ellos porque los míos son muy parecidos aunque a mi padre no le gustaba el cine. Cuando supe que estaba enfermo se me vino el mundo encima, adelgacé ocho kilos y eso que tenía un niño de dos años que me anclaba al mundo... pues eso... que lo dejo que las emociones vuelven ...

Me gusta la Taylor, me gusta la manera en que vivió su vida y la encuentro una mujer preciosa (tu dibujo muy bueno). Y de sus películas hay de todo... La gata sobre el tejado de cinc... hmmm... unida a "nuestro" Newman... paquémás.

Besos!!

abril en paris dijo...

MEG :
¡Gracias a tí por la visita y por ese recuerdo compartido !

Un beso Meg

P.d. Me gusta tambien tu propuesta y esa versión de Jane Eyre

abril en paris dijo...

ANTONIO :
Los recuerdos son los que no van "empujando" a lo largo de la vida, por supuesto los buenos porque los malos mejor olvidarlos:-)
Tu pueblo que tuve la suerte de visitar tiene unos rincones maravillosos pero supongo que como todo "paraiso" tambien albergará sus serpientes..
¡Qué preciosa estaba Elizabeth en su papel de judia en Ivanhoe ! Creo que lo que a ella más le emocionó ( era muy joven) fue que Robert Taylor la besara..¡fijate que cosas !

¡Muchas gracias como siempre por tu presencia en éste apartamento,Antonio !

Un beso parisino

abril en paris dijo...

MARCOS :
¡qué alegria verte siempre por aquí..es que ésto no es lo mismo sin visitar tu sueño eterno !
Mantenemos ese lugar donde Sinatra nos sigue "contando" su historia..es como un retorno a los mejores tiempos de la música y de los crooners.

Besos para ti tambien

abril en paris dijo...

LAURA V :
¡Cuánto de ese sentimiento nos acompaña toda la vida amiga Laura, y ya veo que no soy la única !
La vida de Liz es de libro y tan interesante como bello era su rostro, pero no se quedaba en ese solo, era inteligente y buena persona, aprendió humildad con los golpes de la vida. No está mal darse cuenta, a tiempo, de que no solo eres una estrella..

Respecto a La Gata..uhm..creo que Newman no ha tenido una rival más hermosa que ella en el cine...¡ lo mássss ! ;-D

Besos Laura

miquel zueras dijo...

Yo perdí recientemente a mi padre y también lo echo de menos en aquellas sesiones dobles de cine de barrio (a esos cines también los echo de menos, ya no existen) Mi padre solía acompañarme a ver películas de terror que le encantaban y cuando veíamos una floja me decía: "Nene, eso son collonades, a mí que me den Zombie Blanco" Esa película de Bela Lugosi era una de sus preferidas. Saludos. Borgo.

abril en paris dijo...

MIQUEL ZUERAS :
Pues tienes mi más sentido pésame y no como frase hecha.
Esas peliculas que hemos visto con ellos forman parte de nuestro especial cine de barrio que es más que solo eso.

Un saludo muy cariñoso,Borgo.

EL SIMBOLO DE PARIS

EL SIMBOLO DE PARIS
Acuarela Fabrice Moireau.Rue Saint-Dominique