sábado, 28 de julio de 2012

STAGECOACH ..la vida es un viaje.

Cartel by  Abril 
Ilustración Frederic Remington 
Uno de los lujos del verano( y de todo el año) que todavía nos podemos permitir, es repasar joyas que aún estando latentes en nuestra memoria conviene revisar y disfrutar porque siempre aportan algo nuevo, al menos eso sucede con las grandes historias, las grandes películas.

"A John Ford le encantaban sus éxitos..y adoraba sus fracasos"... según Katharine Hepburn que le conoció bastante, incluso se dice que vivió una especie de romance platónico con él.



La diligencia se cuenta entre sus "caprichos" pero fue un éxito artístico y comercial. No descubro nada nuevo. Se ha dicho de todo sobre éste western que retomó todos los elementos característicos del cine del oeste primitivo y a su vez se adelantó a los siguientes.

 Tanto Dudley Nichols que adaptó la historia "Stage to Lordsburg" de Hernest Haycox ( vagamente inspirada en Bola de sebo de Guy de Maupassant)como el mismo Ford, pensaron que habían logrado algo especial, saltándose además todos los códigos morales de la época... encerrando unos personajes en una diligencia, recorriendo un territorio peligroso, perseguidos por los indios ( navajos haciendo de apaches ) enfrentando a diferentes tipos de personas bajo mucha presión..y a su vez , pegandole un buen repaso a la hipocresía burguesa americana. Si le echamos un vistazo a los personajes, algunos de ellos o todos, dejan mucho que desear. Es algo que nos presenta con nitidez desde el primer momento en que aparecen en pantalla.Se tratan cuestiones como el honor, la guerra, la venganza, la generosidad y la hipocresia. Por eso   frente al paisaje el gran contraste es ver a éstos seres encerrados en un vehículo pequeño reprimiendo sus pasiones e interactuando entre ellos.


Dallas y Ringo Kid ( Trevor y Wayne )
Tambien Wayne, alguna vez, fue joven 
                                                       
 El protagonista ha matado a tres hombres..Ringo Kid, el hombre salvaje, el fuera de la ley de buen corazón : un joven y apuesto John Wayne, ingenuo,  que con éste film, y de la mano de Ford que le incluyó en el reparto, entró a formar parte de la leyenda del western. No hay más que ver ese plano en el que aparece con su silla de montar y el rifle en la mano.

 La chica "Dallas" ( Claire Trevor) es prostituta, tambien de buen corazón, huyendo o mejor dicho saliendo del pueblo donde se gana la vida empujada por las damas de la Liga de la Ley y el Orden.
 La acompaña Doc Boone ( Thomas Michell)médico y borrachín.

" Somos víctimas de una horrible enfermedad llamada prejuicios sociales "


Thomas Mitchell  By  Abril 
Con éste personaje  Thomas Mitchell consiguió el oscar, y es que efectivamente el carisma de éste hombre y los matices que le imprime entre filósofo y pícaro nos enganchan en cuando aparece en pantalla. No importa lo "poco respetable" que parezca, y cómo saquea el maletin del pusilánime vendedor de whisky, Samuel Peacock( Donald Meek), sabemos que dará la talla cuando tenga que enfrentarse a las dificultades que les sobrevienen a lo largo de la travesia. ¡Qué miradas, qué expresiones..!
 Siguiendo con los personajes, hay uno en particular que resulta estúpido y al mismo tiempo impío, el banquero ( qué rematadamente actual ) un tipo que roba al banco y huye con el dinero de la gente,abandonando a su familia y mintiendo a todo el mundo, con una arrogancia propia del que se cree más listo :
" America para los americanos. El Gobierno no debería interferir en los  negocios..." y luego dejaria en la calle a una familia, si no pagara su hipoteca, y cosas por el estilo..



Le acompañan el caballero sureño, Harfield ( John Carradine) jugador y tramposo pero con modales muy educados defendiendo a la dama  de cara triste, muy digna ella, Lucy Mallory ( Louise Platt )que va en busca de su esposo, un oficial del ejercito. Resulta que está embarazada , ésto es un contratiempo en un momento álgido de la pelicula, a la vez que decisivo a la hora de ver cómo se desenvuelven todos ellos.


Una de las escenas más emotivas resulta ser la llegada de ese bebé y cómo les dulcifica el gesto.
Junto con todos ellos viajan el sheriff Curley Wilcox (George Bancroft) que quiere capturar a Ringo, fugado de la prisión y el bondadoso conductor del vehículo, Buck (Andy Devine).
Imaginaros el viaje a través de caminos polvorientos y con los indios en pie de guerra, sin protección del ejercito que se retira en mitad del camino...de fondo el magnífico Monument Valley con toda su mítica que si no fue descubierto por John Ford, casi casi y por supuesto, adueñándose de él ya para siempre como el mejor escenario para sus westerns..¿quién no asocia a Ford con esos paisajes de gran belleza..los artísticos montones de formaciones  rocosas elevándose hacia el cielo?
 " Allí me siento en paz , he recorrido todo el mundo, pero ése es el lugar más completo, bello y tranquilo.." J. Ford.


 En realidad John Ford  con ésta historia, no solo cuenta  el ataque de los indios, ( a los que ayudó dandoles trabajo y sueldo en sus peliculas, le llamaban Natani Naz), lo que ésta historia moral nos deja ver son los conflictos de clase de un grupo de gente y cómo esas mismas personas van evolucionando a medida que se les pone a prueba. La vida es un viaje y eso es LA DILIGENCIA, nadie vuelve a ser el mismo al final del trayecto y.. ¡ pobre de aquel si no aprende nada.. si no incorpora a su maleta, las experiencias vitales que te mejoran como persona !
 A mí, aparte de su calidad artística, la profundidad de campo, los claros/oscuros, el dominio de la cámara.. la grandiosidad de la batalla con los indios, el trabajo de los especialistas.. todo eso que está y se puede ver en ésta magnífica  pelicula.. lo que  me sigue emocionando es la historia, las  personas, ese viaje.. y me resulta muy estimulante.
Me gustará saber vuestra opinión

Añadido :
Es dificil a éstas alturas decir algo que no se conozca ya de éste film pero quisiera añadir que entre todo lo leido, me gustaria que le echaseis un vistazo a  ésta entrada sobre Stagecoach en el Blog de Josep . No deja un detalle por señalar, a su modo y manera, interesante y especial.

                       
                       

33 comentarios:

Juan Herrezuelo dijo...

No en vano estamos en eso del microcosmos, de un grupo de personas muy diferentes compartiendo un espacio reducido en una situación de enorme tensión: casi un experimento humano. En esta película, Ford le regala a Wayne una de las más grandes presentaciones que recuerdo.
Técnicamente, “Ciudadano Kane” hubiera sido distinta sin “La diligencia”. Siempre me ha parecido, además, que en ésta Ford anticipaba en una sola sus dos películas que más me gustan: tiene ese paisaje abierto, ese Monument Valley, de Centauros, y ese blanco y negro de interior del Liberty Valance; tiene indios y una diligencia cubierta de polvo.
Un bello homenaje al más grande, Abril.
Un beso.

Roy Bean dijo...

La mia ya te la imaginas, como comprenderás no cambio ni una coma, ni vamos a sacar el escalpelo, estoy de acuerdo en todo contigo, la imagen de Ringo parando la diligencia forma parte de la iconografía del cine y comienzan a acuñarse frases antológicas como la de la despedida de Ringo y Dallas, con un Thomas Mitchell dandoles la bendición "Por fin se han librado de la civilizacióon". También tiene el honor de ser la primera película de Ford rodada en lo que sería su segunda casa: Monunment Valley.
Yo es un Ford que tengo tan visto, que me he cansado un poco de él, pero este tipo de películas, que dejan huella cuando uno es adolescente, son las que me hicieron un adicto al cine, escenas como la de el ataque indio,con un personaje llamado Yakima Canutt, que sería uno de los extras más famosos y que más se arriesgaban del Hollywood de la época, y en fin, un adicto a Ford, porque Ford no es cine, sino poesía visual.

Un beso asilvestrado
Roy

PD: Una anécdota, creo recordar que Ford era la primera vez que trabajaba con indios Navajos, esta vez haciendo de apaches. Como sabreis la nación Navaja siempre estuvo en deuda con Ford, porque siempre les daba papeles de extras y atrajo mucho moviemiento turístico a M. Valley, de hecho ahora son ellos los responsables de la explotación turística del lugar. Pero lo que quería comentar, que me voy por las ramas, es que en los diálogos navajos, cuando Ford les pasó la película para que la viesen, noto como se descojonaban de risa, cada vez que hablaba un indio con algún blanco, Ford mosqueado les preguntó que pasaba, y ellos le dijeron, sin saber el éxito que tendría y sus posteriores trabajos con él, que insultaban a los blancos con frases como "Pichacorta" o "Nenaza".
Lo tengo que dejar que me enrollo.

Roy Bean dijo...

Ps: Que raro hombre, se me ha olvidado darte la enhoabuena por los dibujos, los fotogramas elegidos, así como el video. Ains, nunca me acuerdo de ponerlo hasta que le doy a publicar...

Myra dijo...

Películas como La Diligencia hicieron que me fuera enamorando del cine cuando todavía llevaba calcetines... Personajes con un encanto especial, el blanco y negro, los indios...y esa diligencia. Me encanta el personaje de Dallas. Qué bien le iban esos papeles a Claire Trevor. Y adoro a Thomas Mitchell, para mí uno de los mejores secundarios que ha dado el cine. Por cierto, su retrato te ha quedado perfecto. Creo que es de los mejores que te he visto.

No me extraña nada que Ford se sintiera en paz en ese maravilloso y cinematográfico Monument Malley.

UN beso, Abril.

GCPG dijo...

Es que Ford sacaba muuuuucho jugo a los secundarios.

Teo Calderón dijo...

Hablar de "LA DILIGENCIA" a estas alturas puede parecer redundante porque uno enseguida cree que ya se ha dicho todo sobre este western seminal. Pero a los que han llegado después, a la gente más joven, hay que transmitirles, es más, inocularles nuestro entusiasmo por las obras que, como dice Abril, contribuyeron a que desarrolláramos un infinito amor por el cine. Ésta es una de ellas, sin duda. Aunque debo confesar que no es, ni por asomo, de las que más me gustan en la amplia filmografía de John Ford. Sus películas más bellas, emocionantes y complejas vinieron más tarde, en su etapa de madurez.
En cualquier caso, "LA DILIGENCIA" es un western de modesto planteamiento, puesto en pie por un productor independiente, que sin embargo contó con un guión perfectamente estructurado, unos caracteres de fuerte y certero dibujo (aunque tendente al esquematismo) y una cámara marcando pautas para el género.
Secuencias memorables adornan este clásico, seguramente el más saqueado en la historia del cine. Como dato a añadir, en el año 1966, Gordon Douglas rodó el remake oficial que en España lo retitularon “HACIA LOS GRANDES HORIZONTES”. Pese al enorme talento demostrado por el autor de "RIO CONCHOS" para el género, podía haberse ahorrado un trabajo perfectamente inútil.
Otra curiosidad: hace unos meses pude ver en una cadena local de televisión, "MADEMOISELLE FIFI", una estimable película que Robert Wise rodó en 1944, basada en dos relatos mezclados de Maupassant; uno de ellos era precisamente el que sirvió de base literaria para el western de Ford. Así, la peli de Wise quedaba como un "remake" no confeso de la que nos ocupa, solo que Arizona y el Monument Valley estaban sustituidos por la campiña francesa en tiempos de la guerra franco-prusiana.
Un abrazo.

Meg dijo...

Tengo pendiente su revisionado, tengo muchos detalles olvidados. En navidad me regalaron una edición especial preciosa. Un besote!!

Josep dijo...

Ya sabes lo que opino de esta obra maestra, así que ahorremos espacio en este cajetín y dediquemos aplausos y loas al estupendo cartel que te has sacado de la punta de tus lapiceros, Milady, que me parece que un día te voy a pedir que me hagas uno para alguna entradilla especial: qué envidia, saber usar así el lápiz..:-)

Besos.

abril en paris dijo...

JUAN HERREZUELO :

No puedo estar más de acuerdo Juan.
Tambien son mis dos peliculas más favoritas del oeste del maestro y ¡ tiene tantas.. ! porque saliendo de éste género, El Hombre tranquilo está en mi "altarcito" particular.
Ya lo dijo Wells en esa anécdota de sobra conocida, cuando le preguntaron por sus directores favoritos.." John Ford, John Ford y John Ford"..para él La Diligencia era la perfección clásica.
¡No está mal tener como referencia a un maestro como Ford !
Ahora por tanto todo nos parece que ya se ha hecho antes, y mejor.
el listón está tan alto que no creo que se haya superado.

¡Gracias Juan !

Un beso y sigue disfrutando de tus lecturas veraniegas

abril en paris dijo...

ROY BEAN :

Estoy segura que no te queda nada en el tintero y que para ti es una asignatura no solo aprobada tambien con nota.. he podido seguir y disfrutar tu serie de entradas dedicadas al maestro y ya sabes que me quito el sombrero..:-)

Estoy al tanto de las anécdotas del rodaje, que por otra parte no querido incluir para que cada uno añadiese lo que mejor os parezca sobre ellas..no es cuestión de abrumar a nadie con muchos datos( que los hay), a mi todo me parece interesante pero no quiero que éstas entradas veraniegas sean muy espesas aunque Mr. Ford y su troupe se lo merezca.:-D

Me parecio muy bonito lo de los navajos, cómo se preocupó por ellos, como les ayudaba en todo lo que podida una y otra vez y que ellos le tenian afecto y respecto, aunque eso de decir burradas era parte de la diversión..más que apaches sanguinarios eran gente ( al menos en esos años) muy divertida, amigos de las bromas y desde luego más les valia, después de conocer su historia. Vivian en sus tierras que habian dejado de serlo.
A Wayne al que tambien apreciaban, no le pareció que se hiciera nada malo conquistando el oeste, "no se nos puede culpar hoy de lo que pasó entre sus antepasados y los nuestros..yo no habia nacido cuando se crearon las reservas.." ( la tierra para el que la trabaja supongo o aquello de la supervivencia, demasiada gente buscando un hogar y una tierra donde asentarse)..esas declaraciones no le gustaron algunos de ellos..bueno no sigo que me estoy enrollando mucho.

¡Gracias Juez, tus comentarios son de gran interés ya que tú pareces conocer la zona je je !

Un beso asilvestrado

abril en paris dijo...

ROY BEAN :

¡jA JA..¡GRACIAS DE NUEVO !

UN BESOTE

abril en paris dijo...

MYRA :

Me ocurre igual..;-D
Claire Trevor siempre fue para el director la primera elección, no asi para Selznick y su productora que querian a Gary Cooper y Marlene Dietrich pero Ford prefirió a Wayne más joven, más fresco y más barato. ¡ Y qué acierto !y a Claire Trevor que ya era más estrella que Wayne que se llevaba estupendamente con el director. A Wayne en cambio le dió el rodaje..
Una pelicula que no por conocida deja de ser interesante, creo yo, como asignatura pendiente, si es que hay todavia alguien que no la ha visto.
Tambien me encanta Mitchell y por eso le he dibujado..por cierto ¡ gracias por fijarte en ello !

Monument Valley, uno de esos sitos con leyenda que me gustaria visitar..aunque ya no debe ser tan salvaje.

Un beso y gracias Myra

abril en paris dijo...

GCPG :

¿Solo a los secundarios...? :-D

Un gusto verte por aqui Gourmet.
Besitos :-)

abril en paris dijo...

TEO CALDERON :

El poner sobre el tapete un título como éste para el que lo descubra,ya es razón suficiente y si se trata de revisarlo no está de más tampoco porque es toda una lección de buen cine, teniendo en cuenta el contexto y el momento cinematográfico.
¡Muchas gracias por tus amables y bien documentados comentarios que no agradezco lo suficiente amigo Teo !
No he tenido el placer de encontrarme con esa rareza que mencionas pero quizás ahora que hay más canales de cine o bien por internet..

Un abrazo para tí tambien

abril en paris dijo...

MEG :

¡Bien por el que te hizo el regalo ;-D !
¡Qué la disfrutes cuando puedas !

Un beso Meg

abril en paris dijo...

JOSEP :

¡ Y porque sé lo que opinas no añadiré nada más ! :-)
Solo agradecerte que pases por aqui mientras estás de vacaciones.
Lo del cartel no tienes más que pedirlo y se intentará..

Besos.

José Luis Martínez Clares dijo...

Creo que hay poco que añadir. Me quedo con tu idea del viaje, ese trayecto en el que los personajes, en definitiva las personas, terminan su proceso de definición y cada uno se mira a sí mismo como alguien muy diferente al que inició el viaje. También coincido contigo en que es esa intrahistoria de cada uno de ellos el verdadero hilo conductor del film, por lo que todos los sucesos que van dando forma a su argumento se encuentran al servicio de ese proceso de construcción personal en el que cada personaje está enfrascado. En fin. Poco más que decir. Un título de cabecera. De los que hay que guardar en un rincón privilegiado de nuestra memoria, cerca, muy cerca, de los lugares que Ford frecuentó cargado de preguntas: ese lugar recóndito donde se oculta el Hombre, nuestro yo verdadero. Besos

David dijo...

Mientras iba leyendo la entrada y pensando en lo que cae, me acordaba de lo de "el malo es el banquero"...pero tú ya te has encargado de señalarlo.
Thomas Mitchell hizo varias con Ford (como dice un amigo, "siempre de borracho"; no es tan así, pero sí que es verdad que suele interpretar esos papeles). Este año si no recuerdo mal, también hizo de padre de la señorita Escarlata, ¿no?
En "Hombres intrépidos" tiene otra prestancia su interpretación (de borracho hacía otro)... Y para mí siempre será el inolvidable tío Billy, claro.
Te han quedado bien las ilustraciones.
Un saludito.
PD: Yo voy a hacer como el lorito...igual algún día te pido un dibujo para una cabecera o una entrada ;-)

FATHER_CAPRIO dijo...

De La Diligencia se han dicho tantas cosas que no pretendo ser original. Para no cansar, solo un par de cosas:
Thomas Mitchell, actor que por su sola presencia engrandece cualquier film.
Claire Trevor: Una actriz que parece olvidarse cuando se hace referencia a esta película (y no lo digo ni por tu post ni por los comentarios de los amigos) pero que es una ARTISTAZA con todas las letras. Y quien quiera mas caldo que la vea en CAYO LARGO.

Saludos.

abril en paris dijo...

JOSE LUIS MARTINEZ :

¿ Poco que añadir ?..Me ha gustado mucho éste comantario tuyo, en serio lo suscribo totalmente.

¡Muchisimas gracias! Y sé que me repito, pero ésto lo mejor del blog, lo que dejais en el cajetín.

Un abrazo

abril en paris dijo...

DAVID :

¡Hola David ¿qué tal estás? ;-D
Ya veo que hoy toca mi blog (jiji)
Pues eso que sí, el malo es el banquero. Y el feo pero simpático, Devine, feo a secas Carradine, y el bueno, mejor dicho "los" buenos Doc y el sheriff.
Sé que con ésta entrada no sorprendo a nadie..es una peli tan conocida, tan comentada tan..¡todo! pero tenia que hacerla me parece IMPRESCINDIBLE.
Lo de la borrachera es muy de Ford y su pandilla..en realidad los personajes del maestro (veasé su filmografia )son casi todos unos borrachuzos simpáticos otros un poco "bestias" pero bueno lo del alcohol los irlandeses y el far west es un tópico y los tópicos tienen mucho de verdad.
Tambien yo me quedo con el tio Billy pero no solo, tambien con O'Hara.
Wayne a pesar de que echaba "chispas" ( queria matar a Ford por lo que le hizo "sufrir".. .quien bien te quiere..)estaba encantado de trabajar con el del parche, él y más gente.
Así sacaba el "jugo" a los actores. Claire Trevor en cambio se llevaba fenomenal con él.

¡Ah y gracias por lo de las ilus !

Te digo lo mismo que al del loro.

Otro saludito

abril en paris dijo...

FATHER CAPRIO :

De peliculas como éstas todo lo que se diga es poco, a mi me parece que tiene interés todo lo que aportais y por eso te agradezco que te pases por aqui y más con la desgana que conlleva el verano.
Claire era guapisima y desde luego hay que verla en Cayo Largo ¿ no se llevó el óscar por esa misma ?

Saludos Father

David dijo...

A mí John Carradine no me parece tan feo (jaja)... y menos en esta peli, que va de caballero del sur guapetón.

cristal00k dijo...

"¡ pobre de aquel si no aprende nada.. si no incorpora a su maleta, las experiencias vitales que te mejoran" Pues sí, porque el que no aprende, repite exactamente los mismos errores a la próxima oportunidad. Da lo mismo si es en singular o de forma colectiva.

En cuanto a la peli, es de esas que por más veces que la hayas visto, si la encuentras de nuevo haciendo un zapping. si no vas presto a cambiar de canal, te engancha de nuevo y la vuelves a ver por enésima vez :))

Fantástico análisis de personajes, Abril.

cristal00k dijo...

Ah, por cierto magnífico tu Thomas Mitchell!

V dijo...

He tardado un poco ya que la verdad es que me cuesta decir algo que merezca la pena sobre películas como esta...No se, tal vez que es de esas experiencias que van más allá de lo cinematográfico y se instalan en la memoria colectiva de generaciones.
El cartel te ha quedado muy propio.Y el texto también, dices muchas verdades muy bien dichas. Si a eso sumamos el del loro, pues casi dan ganas de decir amen.
Thomas Mitchell: "Que haya salud señoras, que lo dudo". Genial, cuanto se dice en esa frase.
Es que este Ford era un fenómeno, una se termina encariñando hasta de Caprichosa, Bessi y Booney. Y hasta del abuelo que se va a ir a vivir con el cochero y la mejicana.
Muy bonito y sentido homenaje. Un abrazo

abril en paris dijo...

DAVID :

¿ Caballero guapetón?..tú y yo no tenemos el mismo concepto de "guapetón" ja ja..
Pongamos que Carradine no es feo del todo, un poco excéntrico sí y demasiado estirado en éste caso, no me parece bien, si es un caballero, que desprecie a Dallas.

¡Menuda carrera tuvo con Ford ! les fue bastante bien a todos aquellos que tuvieron la suerte de trabajar con el maestro..

abril en paris dijo...

CRISTALOOK :

Repetir los errores es frecuente pero al menos habrá que intentar que sea lo menos posible.
Me gusta que te hayas fijado en éste asunto porque de toda la historia a mí es lo que más me interesa.

¡Gracias por tu opinión con la que estoy bastante de acuerdo !
¡igualmente me alegra saber que el dibujo te ha gustado !

Me siento muy agradecida por tu visita Cristal, eres muy amable.

Saludos

abril en paris dijo...

VICTOR :

¿Asi que te lo has pensando un poco ? uhm..¡ claro como yo no tengo una lista de señoras guapisismas..pues te advierto que si saco a todas las que trabajaron con Ford no se queda atrás..empezando por Mauren O'Hara y siguiendo por Vera Miles..
;-P y claro me sorprende que en vez de señalar a Dallas y a la otra dama te hayas fijado en ¡las yeguas que tiran de la diligencia! ja ja :-D

¡Qué haya salud, en éste caso, sí, mon ami !

un abrazo.

P.d. ¡Gracias por lo del cartel! Habrá que ir mejorando..

David dijo...

Ja,ja...
Sí, lo de caballero es sólo de apariencia (aunque luego sea verdad por los orígenes; pero bueno, que los caballeros nunca lo son por títulos, sino por comportamiento)... y guapetón, pues tampoco es que lo vea yo así, pero feo-feo tampoco (jaja)... Aunque ya sabemos que Pablito no es (NADIE es como Pablito!!!).
Digamos que "caballero" del Sur con sus ventajas e inconvenientes, porque el desprecio que le hace a Dallas le sitúa más bien en el bando "de los malos" como bien dices... y la cara de sádico cuando se carga indios... que se me había olvidado.
A mí me gusta cuando hace de bueno como en Las uvas de la ira...
En la de Liberty está genial... En la de Prisionero del Odio hace de malo-maloso (pero con arrepentimiento).
Un abrazo

abril en paris dijo...

DAVID :

Tengo que revisar Las uvas de la ira que viene bien en éstos momentos que vivimos..
Hace poco ví tambien ¡Qué verde era mi valle! Son peliculas conmovedoras sobre dramas humanos.
Lo de Carradine es impresionante. Tiene en su haber grandes papeles por breves que fueran.
Pero en lo de la "guapura" uhm...eso ya es otra cosa jeje..

Reconozco que mi listón es alto ( Pablito efectivamente)pero bueno cuando un personaje te engancha el actor te cae bien haga lo que haga, me pasa con Marvin o E.G. Roberson..
Prisionero del odio no la recuerdo pero me la apunto.

Otro abrazo :-)

Marcos Callau dijo...

"La diligencia" fue el primer western que vi y creo que nunca me lo he pasado tan bien. Besos.

abril en paris dijo...

MARCOS :

Pues yo no recuerdo cual pero sí que éste fue uno de los primeros que me impresionó.
Sí yo tambien.

Besos :-)

EL SIMBOLO DE PARIS

EL SIMBOLO DE PARIS
Acuarela Fabrice Moireau.Rue Saint-Dominique