lunes, 8 de octubre de 2012

ONCE HOMBRES ENFADADOS+UNO

                                                                       
LEO JACOBY
 Nacido un 8 de Diciembre de 1911 en Nueva York. Hijo de un editor de prensa judío. Primero quiso ser músico pero se rompió la muñeca y eso le impidió tocar el violín y desvió su vocación hacia la interpretación. Un tipo de carácter, actor, famoso por interpretar a gángsters o villanos, y policias más o menos desencantados, pero con sentido del humor- " Al perder el pelo, me tocó interpretar a carniceros y sinvergüenzas"-.No obstante, antes de pasarse al cine pasó por el teatro encarnando al Willy Loman de Muerte de un viajante  de Arthur Miller. En la versión cinematográfica fue Frederic March quien se llevó el papel.
LEE J. Cobb
Le recordamos como el mafioso sindicalista que le pega una paliza a Marlon Brando en La Ley del silencio(1954) y a un capo que amenaza  con arrojar ácido a la hermosa cara de Cyd Charisse en Chicago años 30 o Party girl (1958)-la revisamos hace poco- y sobre todo le puso rostro al miembro nº 3 del jurado en 12 ANGRY MEN- 12 hombres sin piedad (1957) película de Sidney Lumet,
 junto a Martin Balsam, John Fieldler, E.G. Marschall, Jack Klugman, Edward Binns,
 Jack Warden, Henry Fonda, Joseph Sweeney, Ed Begley, George Voskovec, Robert Webber.

COMPASIÓN:  Sufrir juntos. Sentimiento que se manifiesta a partir del sufrimiento de otro ser. Empatia. entendimiento del estado emocional de otro. Deseo de aliviar o reducir el sufrimiento.
Definición que podeis hallar AQUI ampliada.

Dicen que la Justicia: Principio moral que inclina a obrar y juzgar respetando LA VERDAD Y DANDO A CADA UNO LO QUE LE CORRESPONDE, es ciega o así se representa en multitud de obras de arte. Mejor decimos que lleva los ojos tapados y a veces asoma uno de ellos. Detrás del símbolo, no olvidamos que hay personas, los acusadores y los acusados. Resulta obvio esperar que se ejerza con  responsabilidad cuando la vida de una persona está en juego. De eso mismo trata éste magnífico fílm que presenta a un grupo de hombres componentes de un jurado, encerrados en una claustrofobica habitación sin aire acondicionado, deliberando sobre el crimen cometido, parricidio(supuestamente) por un joven airado.


 Si en The wrong man, Henry Fonda, era el acusado, el hombre corriente asustado e indefenso, incapaz de alzar la voz para defenderse, en 12 angry man es el lider, la conciencia de grupo, reflexivo, sereno, el único compasivo del grupo que con firmeza, con solo una idea expuesta tras una pregunta, la duda razonable- ¿ y si no es culpable?,analizando los hechos uno por uno, cambia el veredicto de unos tipos enfadados, cansados, indiferentes algunos, airados otros, que solo quieren quitarse de encima esa responsabilidad o molestia.

El jurado nº 3, es decir Lee J. Cobb representa al antagonista de Fonda jurado nº 8, además de ser un hombre amargado por su propia experiencia personal. Ya el hecho de que solo se conozcan por un número o su profesión, dice mucho sobre la naturaleza de su labor en ese juicio, y a su vez representa a la sociedad en general, al ser humano con sus debilidades y prejuicios( racistas, pasotas,superficiales, materialistas).


 Lumet va acercando la cámara a cada uno de ellos y nos ayuda a entender la personalidad y razones que impiden que, en una primera votación, el muchacho sea declarado inocente, todo parece sencillo, un caso claro de homicidio sin atenuantes, pero a medida que van desmontando los argumentos que le inculpan (no en vano Fonda es el arquitecto del grupo) se impone la razón y la justicia. Cada uno de ellos demuestra hasta que punto está interesado en buscar la verdad a medida que van cambiando su voto por razones bien distintas.

Una película realmente emocionante, inolvidable y profundamente humana. El nudo que personalmente tenia en el estómago al comenzar, desaparece y finalmente te devuelve la fe en la humanidad o al menos en una parte de ella. Como es habitual espero saber lo que opináis.

 Con afecto
 
                                    
                                                         ABRIL


                  

45 comentarios:

José Luis Martínez Clares dijo...

Fascinante entrada. No he visto la película pero ya me muero de ganas. Ha sido la tuya una invitación sin piedad. Después de leerte, todos los demás títulos pendientes pueden esperar. Un beso

SqSmaravillosa dijo...

Hola Abril! La pelicula es magistral;, la vi hace muchos años, cuando en la tele tenías sólo dos opciones, creo que por eso la gente de mi generación somos más cinéfilos,y ya entonces me hizo pensar en lo peligroso que puede ser un jurado popular, porque ninguno de los elegidos tiene una formación en temas jurídicos, y porque como bien dices puede influir el carácter de cada uno; puedes ser un amargado, un resentido, o al contrario un bonachón y todos estos "detalles" influirán a la hora de fraguar el veredicto. Por cierto Lee J. Coob creo que fue el que desempeñó el papel de inspector en la magnifica película de terror "El exorcista". Un gran actor sin duda alguna.Un gran abrazo querida Abril.

Fernando R. Genovés dijo...

Un tanto exagerado en sus interpretaciones, Lee J. Coob, por lo general. La anécdota que cuentas (que desconocía) sobre cómo llegó al cine tras frustrarse su carrera de violinista que me ha hecho recordar el film dirigido por Rouben Mamoulian, Golden Boy, con Barbara Stanwyck, Adolphe Menjou y William Holden. Allí el personaje que interpreta Lee J. Cobb se empeña en que su hijo no deje los estudios de violín por los guantes de boxeo. Hummm...

Salucines

abril en paris dijo...

JOSE LUIS :

Si es así, espero que te guste tanto como a mí Jose Luis :-)

Un abrazo

abril en paris dijo...

SQSMaravillosa :

La película efetivamante plantea varias cuestiónes, no solo el jurado popular sino tambien la pena de muerte.
Creo que es un film que a todos nos ha resultado inolvidable.
TVE recuperó el tema como obra de teatro en ESTUDIO 1 y creo que está colgado en la red. Merece la pena verlo. Grandes actores españoles para un tema tan interesante.
Transcurre como sabes prácticamente en esa habitación, salvo dos escenas, y no pierde en absoluto la tensión y el suspense.
Sí sabia lo del exorcista pero como no la he vuleto a revisar no lo recuerdo mucho.

un beso Maravillosa.

abril en paris dijo...

FERNANDO R.GENOVES :

Quisás tenga ver con el tipo de personajes que le tocaron en suerte o quizás simplemente era su personalidad o su método de trabajo.

¡Curioso que esa experiencia personal tambien salga en una película aunque tenga que ver más con el boxeo ! No la he visto pero seguramente a él no le resultaria dicifil entender al personaje !

Saluditos y gracias por tu visita

FATHER_CAPRIO dijo...

Hola Abril:

Lanzas unas propuestas que dan para hablar largo y tendido.
Procuraré ser breve.
Respecto a Lee J. Cobb decir que si bien es verdad un cierto encasillamiento, casi inevitable por su físico, era un actor de gran categoría que da un plus especial a las películas donde intervienen. Es uno de esos secundarios de lujo.
Tu has citado buenos trabajos suyos. Apuntar también: Mercado de ladrones, de Jules Dassin.
Respecto a la obra Doce hombres sin piedad, al parecer responde a una experiencia como jurado de su propio autor Reginald Rose. La versión Lumet es una genialidad, claro que los actores ayudan y mucho. La versión hispana, que ahora se recuerda mucho con ocasión de la muerte de Sancho Gracia tampoco está nada mal. Incluso puede verse en "directo" en este enlace:
http://www.rtve.es/alacarta/videos/estudio-1/estudio-1-doce-hombres-sin-piedad/867545/
Los actores españoles tampoco tienen desperdicio.

Y eso nos lleva al tema del jurado y aquí resumo porque si no me dan las uvas. Me parece bien, como idea básica, los juicios con jurados populares pero creo que en esta sociedad donde la información y la desinformación se confunden facilmente por obra y gracia de medios de comunicación que más que dar noticias, dan sentencias, la predisposición a ciertos veredictos está cantada y harían falta muchos jurados 8.
En España tenemos un caso muy mediatico. ¿Esta condenado el acusado antes de empezar? Encuesta habemus: Mi voto es: SI

Un largo abrazo (como mi comentario) I,m sorry

abril en paris dijo...

FATHER CAPRIO

¡Hola ! Otro lunes aquí estamos, incordiando un poco.. :-) y si lanzo éstas propuestas además de por inquietudes propias, es, tal vez, esperando que tambien respondan
a cuestiones que os interesen. Y SIEMPRE es así, por vuestros amables y documentados comentarios.

Por lo tanto no temas extenderte, lo agradezco, cuando tienes tanto que decir y yo aprender..;-D
Tambien te agradezco que hayas enlazado el sitio para poder ver ( si hay alguien que esté interesado) el Estudio1 de 12 Hombres..

Estoy de aucerdo contigo respecto a lo del jurado popular. Resulta dificil cuando no imposible, aislarse para poder dictaminar un juicio recto, neutral, justo.. cuando la presión es tan grande.
El cine y la realidad, que supera la ficción, nos lo tienen demostrado.
Estoy pensabdo en algunas peliculas muy interesantes sobre el tema..me gustaria que vosotros me recordaseis algunas de las que merece la pena rescatar.

Es cierto, se necesitarian muchos jurados nº 8 o lo que es lo mismo gente íntegra, imparcial y deseosa de hallar la verdad o lo más próximo a ella. Aunque a veces hay tantas zonas grises que puede ser dificil. La duda razonable

¡Ya ves..yo tambien me he enrrollado lo mio ! ;-D

Otro largo y cariñoso abrazo.

Roy Bean dijo...

Todavía algunos dicen que Lumet nos sabe hacer cine. Estupenda, y revisada no hace mucho, ambiente canicular, se suda viéndola y al mismo tiempo como va cambiando la onda, la tormenta que se hacerca y la lluvia purificadora. Hay una versión dirigida por el ruso Nikita Mijalkov llamada "twelve" "12", realizada hace dos o tres años, que es una adaptación nada , pero que nada mala, lo que allí se debate es la situación chechena. Los que sean curiosos que le echen un vistazo probablemente no les defraudará.

Saludos
Roy

Myra dijo...

Hace muchos años que no he vuelto a ver esta gran peli porque así la recuerdo, como una gran peli. Como también recuerdo su versión española en aquél maravilloso Estudio1. Grandísmo secundario Lee J. Cobb..
A mí no me gustaría que me juzgara un jurado popular...Creo que no.

UN besito

Alí Reyes H. dijo...

Hace poco me hicieron un comentario acerca de esta película, pero no me dijeron el título. Gracias por tu reseña. De inmediato procedo a buscarla

daniel dijo...

Entre las miles de cosas que nos enseña 12 hombres sin piedad está la esperanza. Sí, que aunque todo parezca cuesta arriba se puede cambiar al último momento.

Muy buena entrada amiga, ya te había comentado que me encanta esta pelicula, para mí Fonda interpreta al héroe, al ser que medita, el que no tiene prejuicios, el que piensa en el prójimo. Y es interesante cómo en una habitación se desarrolla una excelente pelicula con 90 minutos de metraje en los que en ningun momento se llega a aburrir.
Y da para un debate largo y tendido :) qué grande Lumet y qué grande Fonda... y qué grandes todos los miembros de ese jurado.

Un abrazo!

David dijo...

Creo que hay una versión televisiva de la pieza teatral "Muerte de un viajante" con Lee J.Cobb..
Y la película...pues hace la tira que no la he vuelto a ver...pero me parece estupenda y te deja un recuerdo imborrable. Y desde luego, un contraste el personaje de Fonda respecto a la de "Falso culpable".
Un saludito.

Josep dijo...

Pues sí: yo he visto a Lee J. Cobb protagonizando la magistral pieza de Miller y me pareció mejor incluso que Dustin Hoffman: a Frederic March no le he visto (aún).

Me gusta ese retrato adusto que le haces, Milady, incardinado con el carácter fuerte, amargado y gritón en la muy televisiva película de Lumet que, como no, también vi en Estudio 1 en cuya versión el gran José Bódalo bordaba el mismo carácter: si hubiera sido estadounidense, a Bódalo le hubieran dado el Oscar al mejor secundario alguna vez.

En esta película sí que el amigo Fonda da el callo totalmente: de hecho, todos curran de lo lindo, porque Lumet les mete la cámara a unos centímetros y les hace sudar de lo lindo, dando una demostración de planificación anticipada.

Del fondo de la película nada diré porque el espacio es muy pequeño y a estas horas las fuerzas están menguadas, pero podría uno iniciar un debate que devendría en bizantino y no es plan... ;-)

Besos.

abril en paris dijo...

ROY BEAN :

Para ser su opera prima le salió redonda.
Se palpa esa angustia, el calor y la rabia de ciertos personajes.
Es cuando empieza a llover cuando se les empiezan a aclarar las ideas..
No he visto la de Mijalkov pero me la apunto.
¡Gracias Juez, saludos !

abril en paris dijo...

MYRA:

No pierde nada, se siente tan actual que da miedo, por lo que implica.
Tengo que revisar el ESTUDIO 1.

A mí tampoco.

Un beso

abril en paris dijo...

Alí Reyes H. :

¡No hay de qué ! Gusto en saludarte de nuevo amigo.

abril en paris dijo...

Daniel :

Suscribo tu comentario totalmente, asi que nada más que añadir.

¡Gracias Dani, un abrazo !

P.D. Los miembros de ese jurado se "salvan" por los pelos..los actores inmensos.

abril en paris dijo...

DAVID :

¡Pues me gustaria encontrarla ! Poco más que añadir a lo dicho.
Que hay que verla o revisarla como un ejercicio educativo, además de cinefilia.
Eso mismo pensé yo, el contraste ente los dos personajes y las dos peliculas. Fonda se atreve con todo.
Gran tipo.

Otro saludito afectuoso ;-D

abril en paris dijo...

JOSEP :

¡Qué suertudo ! ;-D
El retrato no podia ser de otra manera. Gracias.
Estoy de acuerdo con vos, ya lo sabes, en lo que respecta a Bódalo.
Hay que ser bueno para lograr meter a todos esos tipos en un cuartucho y conseguir ese climax.

Sí, el debate nos llevaria demasiado tiempo..aunque yo lo resumo: no me fio de los jurados populares y ya puestos tampoco de ciertos jueces..

Besos

Marcos Callau dijo...

Una de las mejores películas de la historia. Una de las más interesantes. La tensión que se logra dentro de esa habitación es increíble. Y eso que la versión de Estudio 1 que se realizó para TVE no se quedó atrás. Besos, Abril.

deWitt dijo...

Lee J. Cobb es, para mí, uno de esos actores que te encuentras en diferentes películas y dices: "Ah, mira quién es" pero nunca logras ubicarlo. Sí, un secundario, pero que me cuesta mucho identificar ergo, debo entender, que todavía no he visto nada suyo que me haya "marcado".

El debut de Lumet fue de altura, sí señora, como otros debuts de los directores televisivos que, en general, dieron el salto al cine con bastante buena nota. Conseguir ritmo en un espacio tan reducido no es nada fácil y, aunque hace tiempo que no la veo, recuerdo que 12 hombres sin piedad me atrapó desde el comienzo. Quizás porque estudié derecho o, quizás, porque lo que vemos en las pelis no tiene nada que ver con nuestro sistema jurídico. En cualquier caso, me recuerdas que debería preparar una entrada sobre "cine y derecho". Me lo pensaré, amiga!

Buena entrada!

Biquiños

V dijo...

Pues da la sensación de que estás disfrutando de un ciclo Fonda. Si es así es una idea estupenda.
Es verdad, aquí le tocó la otra cara de la moneda. Esta hace mucho tiempo que no la veo. Muchísimo. Pero el recuerdo que guardo coincíde con lo que cuentas. Los prejuicios. Llevas mucha razón
Muy interesante ese merecido recuerdo a Lee J.Cobb, uno de esos característicos del Hollywood clásico que forma parte de la memoria colectiva, tanto como los principales. Había actores y actrices de reparto tan buenos que el calificativo de secundario les queda pequeño.
Este puede que excesivo algunas veces, pero siempre inconfundible.
Le has dibujado tan joven y guapo...aunque ese ceño frunmcido es marca de la casa. Un abrazo

abril en paris dijo...

MARCOS :

Cuando hay delante y detrás de la cámara actores y director como esos dificilmente resulta una historia fallida.
El mérito, además del guión, reside en todos ellos, Marcos.
Podemos estar orgullosos tambien del grupo de actores españoles que sacaron adelante la obra. En eso estamos todos de acuerdo.

Besos, Marcos

abril en paris dijo...

DeWitt :

Siendo un secundario como era, te quedas con su cara, con su trabajo, sobre todo es dificil olvidar al Johnny Friendley de On the Waterfront ( La ley del silencio) y por supuesto el jurado nº 3 de 12 Hombres..No digo que sea más importante que otros pero sí que no resulta indiferente, quizás un poco encasillado por su físico.
Estoy segura que ese post sobre cine y derecho será muy interesante puesto que conoces la materia de primera mano. Tendrás muchas cosas que contarnos DeWitt..¡ponte a ello ! ;-D

¡Gracias majete, un bico !

abril en paris dijo...

VICTOR :

Sí más o menos. Se lo debia a Fonda y a mi misma que tengo muchas asignaturas sin aprobar todavia :-P
Estoy contigo, el trabajo de los secundarios resulta imprescindible para que una historia funcione y que el protagonista "se luzca"..algunos de ellos conseguian "robar" escenas sin proponerselo, solo con sus cara y su presencia.
Frente a Fonda es dificil pero ahí ahí..en ésta pelicula es que están todos muy bien, Ed Begley( jurado nº 10) no se queda atrás siempre de tipo dificil, racista odioso..y el jefe Finley en Dúlce pájaro de juventud que le amarga la vida a Chance Wayne/Paul Newman..¡ menuda presencia !

Respecto a Lee J. Cobb tiene una cara muy "dibujable", rasgos duros, mirada sesgada..más que guapo era impactante.

Un abrazo y gracias Mr. V

miquel zueras dijo...

Una gran obra con un reparto glorioso sobre todo por las actuaciones de sus secundarios como Lee J. Cobb al que recuerdo especialmente como el policía cinéfilo de "El exorcista" que no conseguía encontrara a nadie para que le acompañara al cine. Saludos. Borgo.

Juan Herrezuelo dijo...

Lee J. Cobb fue tan versátil y camaleónico como De Niro, y tan intenso... Me emocionó particularmente en aquel viejo, viejo soñador de Los cuatro jinetes del Apocalipsis, el patriarca Madariaga. Los Hungry man de Lumet parece que están anunciados en alguna cadena para próximas fechas: hace tiempo que no la veo, y después de leerte la aguardo con mayor ilusión aún. Qué cómodo he estado siempre en tu apartamento, amiga Abril. Un beso...

abril en paris dijo...

MIQUEL ZUERAS :

Uno de los aciertos de la obra es precisamente reunir en ese espacio a tanta gente talentosa haciendo bien su papel.
¡Gracias por la visita Borgo, saludos !

abril en paris dijo...

JUAN HERREZUELO :

Sí ya lo creo que lo fue, pero De Niro ha logrado más reconocimiento y sigue trabajando posiblemente ya no al nivel dramático que lo hacia.
Una vez que te interesas por un actor encuentras trabajos suyos muy interesantes.
Si está programado el film, será una suerte para muchos descubrirla por primera vez y recuperarla para otros.. como es el caso.:-)

Me agrada mucho saber que te sientes bien en éste pequeño apartamento porque a mi me encanta recibirte, Juan..
Otro beso para ti

Javier Simpson dijo...

Pues opino que es una maravilla de peli, abril. Se impone la justicia a pesar de que todo parece estar en contra del chaval. La evolución de la deliberación lo es todo y es magistral. Los guiones de Lumet no son cualquier cosa (aunque no sean de él. En este caso ya se sabe que es de Reginald Rose, que no sé quién diablos es, pero que no es del propio Sidney Lumet, quería poner de manifiesto). Me gusta el retrato que haces de Lee J. Cobb, siempre haciendo de granuja :-(
Una entrada a la altura de esta gran peli.

Raúl dijo...

Me gusta tanto esta peli que, por gustarme, me gusta hasta "12", la versión rusa.
Abrazos.

abril en paris dijo...

JAVIER SIMPSON :

Sí lo mejo de todo, y no desvela nada que no se sepa, es que al final la duda razonable y la sensatez se imponen y¡ mira que estaban todos en contra!..
A mi tambien me cae bien Lee.J. Cobb aunque siempre haga de chungo ;-P

¡Gracias Javi !

abril en paris dijo...

RAÚL :

Yo no puedo opinar porque dsconozco esa versión pero me has picado..la buscaré.

Un abrazo

Roy Bean dijo...

Esto es sólo para ti , Abril.

http://www.youtube.com/watch?v=z1uZ1EDHAI0&feature=g-all-u

Saludos asilvestrados
Roy

abril en paris dijo...

ROY BEAN :

Aunque tu fama de juez loco y asilvestrado te precede, yo quiero decir que eres unos de los mejores tipos que he conocido..
¡Muchisimas gracias por el regalo, me has emocionado!

Un abrazo Roy Bean

MucipA dijo...

Yo creo que el mundo entero debería ver más cine de éste y plantearse cómo va la justicia. Menos hablar por hablar y más reflexión profunda y humana.

Gracias, Abril!

ethan dijo...

Su primera película y quizás la mejor. Lumet se movía como pez en el agua con la cámara en espacios cerrados, con techos cada vez más bajos y luz cada vez más dura.
De la tele al cine.
Un abrazo.

maria oliver dijo...

No tenía ni la más remota idea de la existencia de esta película!!!
la busco de inmediato!!!

buenas noches Abril!, un besito!!!!!

maria oliver dijo...

... por cierto, adoro a Henry Fonda!!
(es que se me había olvidado mencionarlo)
:)

Teo Calderón dijo...

Creo que Lee J. Cobb era un buen actor pero con una acusada propensión a la sobreactuación (al igual que Rod Steiger). Solo estaba realmente bien cuando caía en manos de un director que supiera domar y encauzar su potencial. Por ejemplo, Anthony Mann consiguió una memorable composición de este actor en "HOMBRE DEL OESTE" (1959). En "DOCE HOMBRES SIN PIEDAD" creo que está brillante porque precisamente ese mencionado histrionismo está muy bien utilizado en favor de las intenciones de la película, a la que me refiero a continuación.
Procedente de la “primera promoción” de la televisión y formando parte de un prometedor grupo (Martin Ritt, Delbert Mann, Arthur Penn, Sydney Pollack, etc) que por aquellos años accedieron a la pantalla grande, Sidney Lumet consiguió con su primer largometraje un ajustado ejercicio de puesta en escena, afrontando con éxito el "tour de force" de la permanente unidad de espacio que requería el guión, brillante tanto en su estructura como en el agudo estudio de personajes, toda una representativa galería.
Un abrazo.

abril en paris dijo...

MUCIPA :

Es posible que una pelicula no te cambie como la buena literatura pero al menos te hace pensar y eso es un principio.

Un beso MUCIPA

abril en paris dijo...

ETHAN :

La prueba de que así era es ésta película. Un comienzo brillante.

¡Gracias Ethan por tu visita !

Un abrazo

abril en paris dijo...

MARIA OLIVER :

Sin tardar Maria :-D. Es una gran película con unos actores que están soberbios para una historia muy aleccionadora.

Un beso guapa

P.d. Henry Fonda es uno de los grandisimos actores que han pasado por la historia del cine.

abril en paris dijo...

TEO CALDERON :

Estoy de acuerdo contigo Lee J.Cobb encaja perfectamente en ese rol. Un director que se precie de serlo sabe como usar a sus actores, ahí está la diferencia. Un buen reparto funcionando como un reloj.
Mencionas a un grupo de directores.. todos ellos tienen en su haber grandes films, algunos memorables.Por ejemplo Martin Ritt..El lárgo y cálido verano, Hud, Hombre, todos ellas con Paul Newman ( ya sabes de mi debilidad por él)
Como siempre agradezco tu documentada aportación a éste espacio.
Otro abrazo

EL SIMBOLO DE PARIS

EL SIMBOLO DE PARIS
Acuarela Fabrice Moireau.Rue Saint-Dominique