lunes, 9 de septiembre de 2013

No habrá paz para los malvados o ¿si..?(Breaking Bad)


Aaron Paul/Bryan Cranston  By Abril
¿ En qué momento dejamos de creer en los buenos, esa figura sólida, incorruptible, sin fisuras ?.
¿quizás es que ya no podemos reconocernos en ese tipo.. ? o ¿ es que resulta más interesante el que tiene secretos inconfensables, la mirada torva, el gesto chulesco ?.
Lee Marvin
La censura o la moral imperante,  nuestro concepto del bien y del mal, nos impide ver cómo  los malos se salen con la suya, puede ser tambien el deseo de que eso sea así, al menos en la ficción..¿quién no quiere que le den su merecido a los malvados?¿ sobre todo a los que no se redimen ? 
 Pero a día de hoy ( o posiblemente mucho antes, ésto va por rachas), el protagonista en el cine y sobre todo en las series de TV,  suele ser un tipo al que admiramos, sumamente atractivo y nada recomendable, tal y como nos lo presentan , justo a la inversa  de lo que sucedia hace años con el héroe, y ¿ qué es lo que ha cambiado ?-me pregunto- ¿nosotros, la sociedad..la ficción ?.
  Reconocemos que hay malos estupendos, en la literatura, en la gran pantalla o en la caja tonta, y mujeres malas malísimas, muy atractivas, de ahí su poder de seducción, moviendo los hilos de la trama.

Gene Tierney

 La cuestión es ¿ identificarse con el héroe o con el antihéroe?,¿ con su lado oscuro o la ambigüedad de su personaje?. No se trata del encanto del loser, no (éste es el perdedor romántico),

Tom Doniphon
 Rick-Casablanca
 Nos referimos al tipo que infringe la ley, sigue sus propias reglas, siempre cuestionables,un tipo más complejo, se salta las normas y se libra del peso de la justicia, quizás es  simplemente un egocéntrico con mucha suerte al que nadie paró los pies...
 ¿ Hasta qué punto justificamos su comportamiento...? La linea divisoria entre el bien y el mal resulta ser cada vez más fina.
 Sin embargo, ambos conviven, se necesitan, el bueno no brillaría tanto sin un buen contrincante.
¿Y por qué digo todo ésto ?
 En realidad es la excusa para hablaros de series, sí, de esas series que le hacen la competencia al cine con un nivel altísimo de calidad y que nos tienen a muchos de nosotros enganchados.
No se trata de volver atrás y quedarnos solo con aquellas historias ñoñas, ni que nos den clases de moral, tampoco creeríamos en esos finales happy happy (no  tengo nada en contra), aquellas de los cuentos colorín colorado, no, eso ya no nos vale, y no solo para el cine negro donde los finales suelen ser abiertos o tristemente desesperados, donde es el espectador el que debe resolver los interrogantes, es que una buena historia, una que se precie, tiene que tener una lógica, cierta coherencia y si está bien contada, con un buen guión , acompañado de excelentes interpretaciones, no puede quedarse a medias buscando complacer a toda la audiencia con soluciones ortopédicas o falsas.
Eso se llama cerrar 'bien', aunque suponga terminar 'mal'. No sé si me explico..

Out of the past
Resumiendo. Estoy siguiendo con muchisimo interés Breaking Bad  (no sé cómo traducirlo), un tema duro,la droga y sus gentes, el entramado, tratado con un humor negro, negrísimo. La he descubierto hace poco, sabía de su existencia pero no me habia puesto a verla y...justo ahora, están a punto de ponerle fin en su 5ª temporada, (me llego por la 3ª),  no diré nada porque no quiero reventar (ni reventarme) lo que pasa a lo largo de ese viaje hacia el lado oscuro de un  respetable profesor de química llamado Walter White al que diagnostican cáncer de pulmón y su alumno Jesse Pinkman. 



 Así que, ¡POR FAVOR NO ESPOILER! (por si la seguís y estais más adelantados que yo)

Walter White
AQUÍ la voz de Bryan Cranston Ozymandias
La interpretación de ambos, Bryan CranstonAaron Paul reconocida con varios Emmys es desde luego espectacular, asi como todo el reparto, toda una galeria de personajes. No quiero extenderme demasiado por eso que os digo, el final se acerca y estamos con el alma en un vilo.
Sólo os diré que a mí me produce escalofríos, risas(el humor es negro)situaciones delirantes, alguna lágrima y a su vez me da mucho en qué pensar... lo que representa la familia, el amor, la codicia...
 Sus actos, sus razones, los gestos, el lenguaje, las mentiras y sus consecuencias.. personalidades estoicas o violentas, a la altura  del mejor cine ( Perdición(1944) de Wilder,(Retorno al pasado(1947) de Jacques Tourner, (El hombre del brazo de oro(1955)  Otto Preminger, (A quemarropa(1967) de John Boorman, la narrativa no es lineal, el uso del flash-back, las imágenes que se adelantan y nos dan la pista de lo que puede ocurrir, todo con una factura estupenda.
Os dejo una pequeña muestra (su BSO) de las series dramáticas que han demostrado jugar en primera división :

Los hombres de Madison, ejecutivos publicitarios, mafiosos, alcaldes, politicos despiadados, corrupción y un largo etc, nunca más oportuno aquello de que nadie es perfecto, pero nadie-nadie, y puede que nos guste saberlo.
 Ellos están ahí y creo que han venido para quedarse.

SALUDOS A TODOS
ABRIL 

38 comentarios:

nury dijo...

No eres la primera que oigo hablar fenomenal de esta serie y tengo ganas de encontrar una de esas que engancha.
Y respecto a lo que mencionas al principio de la entrada, ya sabes, los personajes ambiguos resultan más reales y enriquecedores. Todos tenemos un lado oscuro y a quien no le hubiera gustado ser Harry el sucio en algunos momentos!
Un abrazo.

Lidix dijo...

Uf, esto da para largo y tendido y creo que es mejor en persona (por supuesto), pero bueno, el atractivo de los malos es innegable.
No ya por aquello de como dice el refrán : "De bueno ya pasas pa tonto". Nadie quiere ser tonto, eso está claro.
O bien por como dice Nury, porque todos tenemos un lado oscuro y nos sentimos identificados ,supongo con la imperfección.

No se, pero también creo que tiene que ver con el hecho de que ha habido una pérdida de valores, y ahora mola ser malo.

Supongo que son mas interesantes por aquello de que nos hacen reflexionar, y nos damos cuenta que las cosas no son blancas o negras, y han sido muchos años de verlo así (sobre todo si nos metemos en temas religiosos).

No me voy a poner aleccionadora y cada cual que se sienta identificado con quien quiera.

Pero aún me sorprende que el malo siga gustando aún en los tiempos que corren en los que parece que la injusticia siempre gana, a mí por lo menos, me gusta que en la ficción ganen los buenos.

Ya no hablo de B.Bad, en ese caso (hay mucho de lo que debatir) yo solo quiero que lo cierren bien, con coherencia, pase lo que pase.

A mi me gustan los personajes con mordiente, pero en el fondo me gustan los heroes, o los perdedores como tu dices, pero con alma noble. En fin, soy una romantica.

Walter White, que tenía mucho por lo que vengarse (las malas cartas que le dieron)se ha tomado la revancha con ganas y ya hace tiempo que dejó de ser un alma noble.:P

Besitos.

P.D Me alegra ver dibujos nuevos,molan.

Ese Jessie ,bitch!!!!XP

abril en paris dijo...

NURY:

Las series están ocupando el lugar que antes ocupaba el cine ya que las salas empiezan a vaciarse por una razón u otra, entre ellas la falta de buenos guiones.
Desde luego que los malos dan más juego, al menos aquellos que como bien dices están ahí ahí, en ese territorio intermedio entre el bien y el mal.
Los que se toman la justicia por su mano a lo Harry el sucio o Willian Munny, aquellos a lo Robin Hood robando a los ricos para dárselo a los pobres..me parece que éstos nos son más simpáticos..luego están los malvados, capitulo aparte.

¡Gracias Nury, un abrazo para tí tambien !

Meg dijo...

Han venido para quedarse y encima nos caen bien, deseando ver la de Spacey y Breaking Bad también, es que voy con un retraso...Un beso!!

abril en paris dijo...

LIDIX :

Ante todo, gracias por el comentario tan breve (jeje)no, en serio, así me gusta.:-D

SE GASTA MÁS TINTA EN LOS MALOS QUE EN LOS BUENOS ¿por qué será..? Por eso que dices, "pasas de tonto". Nos mola el listo, el inteligente, el avispado. Tambien nos sentimos más cercanos al pecador es decir al que no va de santo porque nos sabemos con defectos y si no..¿ a ver quien tira la primera piedra ? era eso ¿no?

Pero estoy muy de acuerdo con tu comentario. Es cierto el buenismo no tiene mucho éxito.
Nos quedaremos con aquellos personajes que nos aportan algo (si es bueno mejor), que no nos dejen indiferentes.

En realidad si hay que elegir, prefiero que la justicia triunfe en la realidad y pierda en la ficción..al menos eso nos beneficiaria a todos.

El final de B.Bad deberia estar a la altura de toda la serie y con eso lo digo todo. Esperemos que así sea..¡esos guionistas!

Y W.W. es un tipo con muchos recursos pero si existe justicia poética al menos en la ficción..

Ya hablaremos a medida que se acerque el momento.:-P

Besotes

P.D.¡Gracias Lidix, bitch!!(jiji):-P

abril en paris dijo...

MEG:

Pues sí, falta tiempo. Nosotros nos hacemos pequeños maratones de vez en cuando para ponernos al dia y aún así..

Un beso Meg :-)

Jon. C Alonso dijo...

Interesantísimo, post. Muy buen gusto por lo que ha pasado a ser el nuevo cine doméstico; creatividad y nuevos rostros. Te sugiero una en ese gran paquete que recomiendas. Creo que te encantará. Empiezo por el actor, es danés y con un careto que dice mucho;
Mads Mikkelsen. Su papel, el conocido Hannibal Lecter. La serie, "Hannibal" 2013 NBC. Saludos

Javier Simpson dijo...

Los malos más atractivos son los que tienen cierto grado de bondad y este hecho hace que surjan conflictos interiores de difícil solución, los atormentados son los que más molan, abril ;-). Se podría aplicar el cuento a los buenos también. Por lo general lo maniqueo me atrae poco, aunque también es cierto que a veces, excepcionalmente, hay maniqueísmos con su atractivo que si bien no tienen porque ser muy creíbles, su fuerza y lo evidente de sus personalidades hacen de ellos símbolos contra los que la lucha merece la pena y la victoria es un acicate para que prevalezca la justicia (véase, como ejemplo, los malos de las pelis de superhéroes, como ya dejé caer antes)


He oído hablar muy bien de la serie Breaking Bad. Al parecer el profesor de química se vuelve un auténtico mafioso para que su familia quede en una posición económica buena (muy buena) en el mundo cuando él ya no esté. Debe plantear la moralidad de un modo súper interesante…
Me ha gustado mucho la entrada, abril, como siempre :-D Un bico.

Mr. Lombreeze dijo...

No me gusta que se glorifique a los malos, la verdad, me pone enfermo. Por eso ninguna de estas series que nombras me han enganchado. Me parece insano.
Creo en los buenos, eso sí, con fisuras, como todo el mundo.
Un ejemplo televisivo ya que estamos en el mundillo: la serie The Bridge. Los polis buscan al malo y son buenos lo que no es sinónimo de que sean perfectos.

SqSmaravillosa dijo...

Hola Abril! Yo estoy de acuerdo con Simpson en que los malos más atractivos son los resultan tener, muy en el fondo, una pizca de humanidad.

Nunca olvidaré la interpretación de Laughton en una película llamada "El sospechoso", típico hombre bueno, que acaba convirtiéndose en un asesino, pero al que jamás querrías que descubriesen.

O El tipo duro de Lancaster en "El hombre de Alcatraz",que aunque sabes que mató a dos personas, llega a emocionarte con la crianza de los pajaritos, y te llegas a preguntar, si quizá nunca fue tan malo y lo que ocurrió fue una mala jugada del destino.

Esos personajes que sabes que no son trigo limpio, pero a los que les descubres un poco de humanidad, son los que me gustan a mi.

Para mi los otros, esos que no perdonan, que no aprenden, que no manifiestan ninguna emoción, son psicópatas.

Respecto a la serie que mencionas, he oído hablar, pero no he tenido oportunidad de verla. Tampoco soy yo muy de series, pues me desespero si las programan de una semana a otra.

Un beso querida Abril!!

miquel zueras dijo...

Los malos tienen un claro y quizás inexplicable poder de seducción. La saga de James Bond no sería lo mismo ni de lejos sin sus malvados. Desde el Joseph Wiseman de "El doctor No" -mi favorito- pasando por Donald Pleasence y Christopher Lee.
De todas esas series yo sin duda me quedo con "Los Soprano", una obra maestra.
Saludos. Borgo.

Marcos Callau dijo...

Qué coincidencia, Abril. Mientras leía tu texto imaginaba precisamente al protagonista de "Breaking bad", serie que he descubierto hace poco, gracias a mi novia y que me ha enganchado por completo (y eso que yo nunca he sido de series de televisión) Pero es que está genial. Voy por la quinta temporada pero no he visto los últimos capítulos, así que me callaré. Supongo que la sociedad ha ido moldeando los gustos y destacando preferencias de un público que ha modificado ya sus gustos y prefiere al protagonista-villano, malvado. Algo que, no obstante ,tampoco es nuevo. Recuerdo con añoranza al James Cagney de "The big heat". Besos y a ver cómo termina "Breaking bad"

abril en paris dijo...

JON C. ALONSO :

Ante todo ¡gracias por la visita! Estamos de acuerdo, evidentemente,en las propuestas de series.
No he visto Hannibal pero conozco su existencia. Imposible añadir más series, me falta tiempo y es que sin duda enganchan

Saludos

abril en paris dijo...

JAVI SIMPSON:

Estamos de acuerdo Javi. La maldad pura y dura no produce más que rechazo, al menos a mí y creo que a la mayoria. El conflicto, la lucha interior, sí, así es. Los malos de cartón piedra esos de "pega" o demasiado teatrales como los de las peliculas de superhéroes(tambien pensé en ellos) dan risa más bien, nunca miedo, ni provocan ese desasosiego como los que encubren su maldad bajo una apariencia de respetabilidad.
Están las historias de comic ( que no van de trascendentes) esas que son un mero entretenimiento y luego las "serias", que no digo que unas sean mejores que otras, es cuestión de gustos.

Breaking Bad efectivamente va de eso y de más. Es toda la galeria de personajes, las situaciones y cómo te lo cuentan. Muy recomendable, si te gusta el tema claro.

¡Muchas gracias Javi, como siempre tambien! :-D

Biquiños

V dijo...

No he visto ninguna de las series. La que comentas tampoco. No puedo decir nada. Solo el hecho de pensar que tiene cinco temporadas puede conmigo.
Si me puse a ver la cúpula, pero ya lo he dejado a mitad del segundo capítulo...
Sobre el comerntario inicial. Si los personajes están bien construidos, me da igual si son buenos o malos, o con matices. Por ejemplo, me seduce igual Audrey en "historia de una monja" que Orson Welles en "sed de mal".
Y curiosamente, en una película tan hermosa y tan cuidada, tan mimada, creo que lo menos trabajado de Valance es precisamente Valance y sus dos secuaces...
Eso si, no me hace falta ver la serie para asegurar que los dibujos los has clavado. Un abrazo

abril en paris dijo...

MR. LOMBREEZE:

A mí tampoco, Lombri, creo que eso ha quedado claro. Lo que digo es que la historia está escrita con sangre y casi siempre de los justos y los malos dan más títulares y muchas historias, en la vida y en la ficción.
Éstas series que empiezan por tener una altisima calidad cinematográfica, por mucho que se esfuerzen no van a conseguir que uno cambie nuestra ética y menos nuestros principios.
Es cierto que están de moda y es injusto que se de más bola a los malvados, pero están ahí.
Luego es cuestión de gustos a la hora de ver una peli o una serie.
Conozco The Bridge, he visto algunos capítulos. No está mal..por eso creo que te gustaria Breaking Bad. Creo que es mejor hablando de calidad de serie y guión. Pero es una opinión, ya sabes.

Saludos

abril en paris dijo...

SQS MARAVILLOSA:

Si es que ¡yo tambien! ¿ ha parecido lo contrario?
A mí me repelen los malvados, los sanguinarios, esa gente sin pizca de bondad. otra cosa es que en la ficción podamos identificarnos o entender porqué pasa lo que pasa..y qué es lo que lleva a un tipo "normal" por ese camino siniestro. Otro tema son los psicópatas.
¡Qué gran pelicula "El hombre de Alcatraz", me apetece verla de nuevo.:-)
Las series lo mejor es grabarlas o conseguirlas del modo que sea y verlas seguidas cuando a uno le venga bien..si no, es dificil sacar tiempo.

Otro beso para ti, guapa :-D

abril en paris dijo...

MIQUEL ZUERAS:

Lo tienen, unos más que otros..¡mira tú Robert Mitchum en La noche del cazador" con esos dedos tatuados..! y los malos que mencionas, esos dan menos miedito.
Los Soprano marcó un antes y un después en el mundo de las series.

Saludos Miquel

abril en paris dijo...

MARCOS CALLAU:

¡Vaya! Al fin uno que ha visto la serie :-D. Me alegra saber que estamos de acuerdo, a mí tambien me tiene enganchada. La estoy viendo a marchas forzadas para llegar a ese capítulo final que aún no ha llegado a España.
Nuevo no es, desde luego. Solo hay que echar un vistazo a las grandes obras maestras o a las otras, pero el malo siempre pagaba. Ahora se libra más a menudo..¡como la vida misma..!(tristemente)

Besos Marcos

abril en paris dijo...

VICTOR :

Ya sé que no eres mucho o nada de series. La cosa es que uno encuentre el tema y la calidad para engancharse a la historia y grabarse o conseguir del modo que sea la serie completa, verla seguida en el tiempo y modo que más convenga.
Es cierto que los personajes que nos atraen, o el guión o ¡vete tú a saber qué! conecte con tus gustos, y lo que hemos aprendido y valorado de las historias de ficción. "Los detalles" atención a los detalles, las historias que te dicen o aportan "algo", eso que tú tanto valoras, buscar más allá de lo evidente.
¡Mucho me equivoco si creo que Breaking Bad te gustaría..no sé, igual sí!

Un abrazo Victor

P.D. Siempre cuento con tu amabilidad y por supuesto ya no eres un extraño (sonrio)

V dijo...

Muchas gracias, pero usted sabrá con quien se junta...yo solo aviso que cualquier día despierta la bestia parda. El día menos pensado vuelven los zurriagazos y la somanta de palos...a las películas, claro está gggrrr.
Ultimamente hay tantas candidatas que me da pereza, pero todo llegará.De momento estamos en estado rem, y agradeciendo tu hospitalidad. Un abrazo

abril en paris dijo...

VICTOR :

Jejeje.. (¡qué miedo!);)

José Luis Martínez Clares dijo...

Yo siempre he preferido a los buenos, pero con sus maldades. Como Dios manda. Besos

abril en paris dijo...

JOSE LUIS MARTINEZ CLARÉS:

Sí, esos mismos.:-)
Nos miramos todos en el espejo..

Besos

Fernando R. Genovés dijo...

Interesante reflexión ético-estética y muy ponderadas recomendaciones de series, amiga abril.

Conozco a un filósofo que resumió muy bien, a mi juicio, el asunto que tratas en tu entrada. Esto es lo que escribió: el bueno representa lo virtuoso y el malo, lo interesante...

Salucines

abril en paris dijo...

FERNANDO R. GENOVÉS:

Sí que era sabio, sí..

¡Gracias por la visita y el comentario, amigo Genovés !

Salucines.:-D

MucipA dijo...

Mmmmm, Abril, me has puesto los dientes largos, voy a ver si me hago con los primeros capítulos de la serie y empiezo a verla.
Ya te contaré si me engancha tanto como a ti.

Besotes.

Susan Lenox dijo...

Hola Abril, yo me identifico con todo tipo de personajes, siemprte que estén bien construidos, los malos tienen su gracia y no digamos las malas, Gene Tierney está explendida en " qué el cielo la juzgue " y B. Stanwick en " Perdición", no digamos de La Davis en " La Loba " y los buenos también, todo depende del film y por supuesto del actor y guionista.
las series que citas mágnificas todas, sobre todo MAD MEN, soy fans desde el principio y además menudo lujo ese Jon Hamm, ahora ya van por la 6ª temporada y creo que tiene un final de infarto.
Hacía que no pasaba por aquí, pero como te veo comentar en el blog de mi amigo Teo, he dicho vamos allá.

Un besote.

Juan Herrezuelo dijo...

Es cierto que ya no hay personajes de una pieza en el cine: la atracción que en el espectador despiertan los villanos ha hecho que los héroes muestren siempre un lado turbio, a menudo beben en exceso y se muestran desagradables y no dudan en incurrir en alguna que otra vileza. Y sin embargo, sí hay personas íntegras en la vida real. No sé si pocas o muchas, pero sí sé que pasan desapercibidas. Es posible que un cierto tipo de cine clásico pretendiera llamar la atención sobre ellos, pero desde luego el cine de hoy ha renunciado a hacerlo.
Con respecto a las series de televisión actuales, y al igual -al parecer- que VICTOR, temo que me las estoy perdiendo. Como le comenté hace poco a nuestro Inquietante Bypass, me quedé en El ala Oeste de la Casa Blanca, y no creo que ninguna otra pueda gustarme más.
Un beso, Abril.

abril en paris dijo...

MUCIPA:

Si te animas y te pones a ello, espero que te guste. El tema es durillo quiero que lo sepas, pero la forma en la que está tratado entra bien y produce justo el rechazo y las adhesiones correspondientes.

Besos guapa

abril en paris dijo...

SUSAN LENOX :

Me alegra verte por aquí, Susan, yo tambien te leo sobre todo en el blog de Teo y me gustan mucho tus extensos debates con él (jaja).

Lo de identificarse en mi caso, depende. Como le decia a Mucipa admirando el trabajo de todos los actores, el personaje que te produce rechazo o todo lo contrario tiene que ver precisamente con que te lo creas.
Un buen guión, bien dirigido e interpretado tiene todas las bazas para hacernos disfrutar.
De acuerdo con el papel de Gene Tierney y no digamos en el caso de Barbara Stanwick que ¡ me encanta!
La Davis es capítulo aparte..¡pedazo de actriz dramática! ¡ una loba de verdad!.

Mad men me enganchó desde el principio aunque no todas las temporadas son tan geniales. Jon Hamm..es..ummm ¡tan atractivo ! Don Draper total.Ya he visto la 6ª..no te digo nada.

Otro beso para ti guapa

abril en paris dijo...

JUAN HERREZUELO :

Algo de eso debe haber, Juan, estoy segura.
Yo tambien quiero creer que existen esas personas, sino, seria terrible.
Cuando uno se siente perdido en ésta jungla apetece refugiarse en ese cine, donde los justos aún heredan la tierra.
De éstas series solo decir que tienen una factura impecable. El tema, políticos, corrupción, ambigüedad moral..se aproxima demasiado, desgraciadamente, a la realidad.

El ala oeste de la Casa Blanca la disfrute muchisimo.Aaron Sorkin es un gran escritor de guiones.
Pero no le cierres la puerta a otras historias. Te sorprenderían.

Otro problema es el tiempo para verlas.

Otro beso para ti, Juan

P.d. Te olvidas de Friends (claro qué, ésta, es una comedia amable )

Yuri Zhivago dijo...

Personalmente me gusta ese tipo de hombre duro que aparenta ser malísimo pero que en el fondo tiene un gran corazón el típico Anti-héroe,Bogart,Dean Martin e incluso John Wayne.
Espero Abril que las series nunca sustituyan al cine cada uno debe tener su espacio aunque de las primeras poco puedo hablarte pues mi tiempo para la TV es escaso entre semana y cuando puedo dedico mi tiempo al cine.
Un saludo.

abril en paris dijo...

YURI ZHIVAGO:

Me quedo con John Wayne siempre .
No creo las series lleguen a sustituir al cine aunque me temo que se le acercan. En realidad cada vez vemos más cine en la tele. Hablo por mí. Desde que las salas se han convertido en "multisalas" en centros comerciales, ya no es lo mismo.

Un saludo y gracias por tu visita Yuri.

Teo Calderón dijo...

De siempre los "malos" y las "mujeres peligrosas" han sido la sal, lo más interesante, de las películas, son las más de las veces el factor que determina la temperatura de la narración. Por eso (y ahí estoy con Hitchcock) la calidad de una película la determina el empaque, la enjundia en el diseño del "malo". Y como ya se ha dicho por ahí arriba, cuantos más matices, cuanta más ambigüedad, mejor que mejor.
Y claro, con frecuencia preferimos identificarnos con los antagonistas (son más creíbles) que con el héroe (unívoco y hasta uniformado) que lo único que hace es defender el orden establecido, un sistema de valores caducado y podrido no porque haya "malos" que lo corrompan sino porque el mundo desde los tiempos bíblicos se ha ido construyendo sobre un entramado de intereses bastardos. Es la naturaleza humana. Todo es venal, así que entiendo muy bien a los malos con comillas.
En cuanto a las series de televisión, las que en este post habéis elevado a los altares, "BREAKING BAD", "MADMEN", apenas me interesan y suelo abandonarlas al tercer capítulo por muy sofisticadas que sean en su narrativa y por muy bien que reflejen (en clave alegórica o metafórica) las claves sobre las que se mueven los seres humanos en el mundo, en el de ahora o en de hace cincuenta años. Si me obligáis a elegir mis favoritas, citaré un par de ellas, o mejor tres, que van mucho más allá que las aludidas y con mayor eficacia. Me refiero a "MATRIMONIO CON HIJOS", "DOS HOMBRES Y MEDIO" y "LA QUE SE AVECINA". No estoy bromeando.
Un abrazo.

abril en paris dijo...

TEO CALDERON:

Sin duda son los personajes con muchas aristas y no planos los que interesan, sean buenos o malos.
Tambien estoy muy de acuerdo (¡como osaria no hacerlo!) con Mr. Hitch.
Basicamente, pero con matices, tambien con tu comentario. No voy a extenderme mucho(por no repetirme) porque creo haber explicado ya lo que opino sobre el asunto.
El bien y el mal conviven, mal,en lucha muchas veces, pero conviven.
Luego depende de lo que estemos hablando (ficción o realidad) nos posicionamos en un lado o en otro.

Sobre las series nada más que añadir. Es cuestión de gustos y de tiempo para verlas, si las disfrutas pues genial, si no es así no pasa absolutamente nada.

Me gusta compartir con vosotros lo que me interesa y si es de vuestro agrado me alegro, pero si no es así, respeto todas las opiniones, sin intentar imponer mi criterio
¡ nada más lejos de mi intención !
Es más, la diversidad siempre enriquece.

Agradezco mucho vuestras visitas y comentarios y como no podia ser de otra forma, los tuyos, amigo Teo.

Un abrazo

lady makeup dijo...

El título se traduce como "Echándose a perder" y de qué manera oigan!!! te puedo asegurar que según va avanzando la historia eso de querer que las cosas le vayan bien al malo se te van quitando...ya lo verás!!!

bss!!

abril en paris dijo...

LADY MAKEUP :

Absolutamente... pero la serie me está gustando muchisimo. Tiene momentos increibles.
Esperamos el final con verdadera ansiedad...ainsss!!

Besitos Lady

EL SIMBOLO DE PARIS

EL SIMBOLO DE PARIS
Acuarela Fabrice Moireau.Rue Saint-Dominique